¡Sevilla, tiene un sabor especial! ¡Descúbrela conmigo bocado a bocado!


Seguimos descubriendo España, aunque hoy nos trasladamos de provincia, nos vamos a saborear Sevilla. La capital de Andalucía es la cuarta ciudad más grande de España, y alberga uno de los doce tesoros del país, que además se cree que en él se guardan los restos de Cristóbal Colón.
Aquí vivieron los romanos y los árabes, y por lo tanto se nota su influencia. La leyenda cuenta que la ciudad fue fundada por el héroe romano Hércules, o Heracles como es conocido en la mitología griega.

Sevilla te quemará la espalda con sus horas de sol interminables, que en épocas supera los cuarenta grados a la sombra, por algo es conocida como "la sartén de Europa”. Aunque créeme merece la pena cada grado de calor. Te avanzo que lo cubriremos con muchos bares que tienes que conocer para saborear su gastronomía y pedirte bebidas que te refresquen la visita por esta maravilla de ciudad y del artículo de hoy.
A pesar de su calor, es una ciudad para disfrutarla todo el año, aunque hay que reconocer que abril le guarda y le guardará a Sevilla un romance perpetuo.
Sevilla es una ciudad mágica que cuando llega la noche te envuelve y te invita a una diversión al máximo. La noche sevillana tiene el arte y el duende del que todo el mundo habla. Es la mezcla de los colores, de la iluminación, de los puentes, de los monumentos, de las torres reflejadas en el río…

Un río que ha jugado un papel protagonista en muchos momentos en la historia de la ciudad. El río Guadalquivir. A la orilla izquierda se encuentra el casco antiguo y a la orilla derecha se encuentra el barrio de Triana, del que más adelante te comentaré.
Cuna del flamenco, aunque para escucharlo y disfrutarlo no hace falta comprar una entrada. Cualquier barra de un bar puede ser un escenario. Y aquí en Sevilla, se dice que hay más bares que casas. Puede que sea una exageración, pero desde luego a cada esquina no le falta uno.
Lo que está claro que Sevilla sin un bar, no sería Sevilla. Los sevillanos viven y disfrutan en la calle y voy a mencionarte varios para que saborees esta ciudad sin dejarte detalle.

Es una ciudad que te invita a conocerla a pie, solo escuchar su nombre ya invita a románticos paseos. Yo la he visitado varias veces y siempre tengo ganas de volver. La última vez que vine fue aprovechando el viaje para una boda en Huelva, la experiencia de todos los amigos en la aldea de El Rocío te la cuento otro día. Hoy toca el final de ese viaje donde pasamos noche en Sevilla.
¡Aquí todo tiene un sabor especial! ¡Acompáñame!

La Torre del Oro


Empezamos por uno de los símbolos de la ciudad, y no hablo de la Catedral, sino de la Torre del Oro. Aunque te diré que no es la única torre. Después de ésta, construyeron la Torre del Bronce y la Torre de la Plata.

Y te voy a contar una curiosidad. Los barcos cargados de cualquier tipo de mercancía de cualquier parte del mundo llegaban a los pies de la Torre del Oro, pero ¡oh sorpresa! el oro se guardaba en la Torre de la Plata. Y a cien metros de esa Torre de la Plata, se encuentra la Torre del Bronce, que era donde se acuñaban las monedas con el oro de la Torre de la Plata.
Así que la Torre del Oro, ¡nunca guardó oro dentro!
Las tres torres, junto con las murallas de protección de la ciudad constituían la fortaleza del Alcázar, donde vivía el gobernador. Aunque sólo quedan fragmentos de la antigua muralla de la ciudad con sus sesenta y seis torres, éstas siguen imprimiendo un fuerte carácter a la ciudad.

Barrio Santa Cruz o barrio de la Judería

Acabamos de dejar atrás el río y la Torre del Oro, para ir en dirección al Real Alcázar, situado en el Barrio de Santa Cruz, en él encontraremos unas localizaciones bellísimas, pasearemos entre naranjos, leyendas y antiguas sinagogas.


Real Alcázar de Sevilla, es un conjunto palaciego amurallado construido en diferentes etapas históricas, situado en los jardines de Murillo.
Jardines de Murillo, uno de los sitios más bonitos de la ciudad.
Callejón del agua, uno de los pasajes con más encanto del Barrio de Santa Cruz. Es tan especial que hasta tiene una canción con las siguientes líneas dedicadas “voy soñando con tus besos por el callejón del agua”
Plaza de Doña Elvira, se utilizaba para los juicios rápidos. Las personas que iban a ser juzgadas entraban por la calle Vida, y cuando eran condenadas salían por la calle paralela, calle de la Muerte, eran las dos únicas entradas y salidas del barrio de Santa Cruz en la época. Ironías y sutilezas de la vida. 
Ahora no se llama Calle de la Muerte, se llama “La Susona”. Me encanta la historia de esta calle. Si pasas por allí no dejes de preguntar por la leyenda que se cuenta sobre ella. ¡Me has convencido! Te avanzo una parte. Se trata de una bella judía apodada Susona, la leyenda cuenta que era conocida en el lugar por su enorme belleza, tras delatar en esa misma calle a su padre y al resto de conspiradores contra los cristianos, se retiró a un convento. Susona estaba entre la espada y la pared, su novio era cristiano, y tuvo que hacerlo por él. Pero el delatar a su padre, le carcomió un sentimiento de culpa toda su vida. Tras la muerte de la bella dama dejó escrito por su propia voluntad, que su cabeza fuera colgada en ese lugar, para recordar a la gente su traición. Ahora no encontrarás la cabeza, por razones obvias, ¡por si te lo estabas planteando! En su lugar, para recordarlo existe un azulejo que muestra su calavera.
El Archivo de Indias, alberga la correspondencia de Cristóbal Colón y el Rey de España y los diarios de viaje de los más importantes capitanes y comerciantes españoles entre miles de documentos antiguos de interés. Aunque el edificio puede dar la sensación de pequeño posee una superficie total de ocho kilómetros cuadrados, ¡casi nada! Los documentos pueden ser consultados por el público, el acceso es libre y gratuito. ¿¡No tienes curiosidad por ojear alguno!?
Yo hasta me quedaría a dormir allí y querría descubrir cada documento, cada rincón. Y hablando de dormir, en este barrio se encuentra uno de los tres hoteles que te voy a recomendar en este artículo.
Hotel El Rey Moro, un hotel boutique de tres estrellas, colorido, céntrico y bien situado, estancias decoradas muy bonitas. Es un lugar encantador, con un patio precioso y una terraza en la azotea. Muy recomendable.
Restaurante La Hostería del Laurel, muy cerca del hotel, se refleja la obra de Don Juan Tenorio, la obra la escribe Zorrilla en la hostería, basada en lo que ocurre en la época. Prueba una pincelada de todo, la carrillada, bacalao al ajillo con gulas, salmorejo, queso de manteca y aceitunas.
Restaurante Las Teresas, tapas y raciones de un bar típico andaluz, con jamones colgados, azulejos pintados, fotos taurinas… sus ibéricos y sus guisos no defraudan.
Bar las Columnas, uno de los platos típicos de Sevilla es “la pringá”. ¿Qué es la pringá? Todos los productos que se le echa al cocido, el chorizo, la morcilla, el tocino, la carne, se pica y se mete en el pan. Y aquí es el sitio idóneo para pedirte un montadito de pringá. Cuando vayas a este bar practica tu puntería en la canasta de las propinas, los camareros te lo agradecerán.
Taberna la Fresquita, taberna típica sevillana, cerca de la Catedral. Bar cofrade, la hermandad lo fundó en 1993. Como curiosidad tiene un pebetero. Espero que lo puedas ver funcionar.

Las principales atracciones de Sevilla están en este barrio y todavía no te las he mencionado.


La Catedral de Santa Maria de la Seda, conocida como la Catedral de Sevilla, y la Giralda, una torre de casi ciento cinco metros de altura, convertida posteriormente en campanario. Tiene treinta y cinco rampas, que no escalones, ya que antiguamente se subía a caballo.
La Catedral es uno de los tesoros culturales únicos que posee esta ciudad.  Es la Catedral más grande de España. La tercera más grande del mundo, superada solo por San Pedro del Vaticano y el Santuario de Aparecida en Brasil. Aunque si tiene el primer lugar en ser la Catedral gótica más grande del mundo.
Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los denominados doce tesoros de España. La parte central alberga un hermoso patio con naranjos. Cada lateral de este maravilloso monumento es único.
Ultramarinos Casa Moreno, un sitio curioso, puedes comprar de todo, latas, fiambre y detrás está el bar. Único, diferente, tranquilo, peculiar. Entra, pídete una copa de vino y que te recomienden una tapa y de paso haces la compra de última hora. Llévate alguna de las latas de conservas que tienen expuestas.
Mesón del Serranito, de la calle Antonia Díaz, adivina cuál es su plato estrella. ¡Si, has acertado! El serranito. Pides y existe el turno como en la carnicería, te llamarán y lo recoges, aquí se estila el autoservicio. El espacio está decorado con bustos de toros y carteles de corridas, muy cerca de la plaza de toros de Sevilla.
Plaza de toros de la Real Maestranza, construida en el siglo XVIII es una de las más antiguas de España.
Hemos llegado muy cerca del puente de Triana, así que nos vamos de paseo por su barrio.
Aunque antes de cruzar a su barrio, desde su puente, te diré que puedes hacerte una foto en la que tienes tres épocas diferentes desde un mismo punto, teniendo de fondo el puente de Triana, la Torre del Oro y las dos torres de Plaza España, construidas en épocas distintas hace de esta foto, una instantánea especial.

Barrio de Triana

El barrio de Triana tiene mucha vida nocturna y social en la calle.
Restaurante Mariatrifurca, al lado del río Guadalquivir, restaurante con historia. Había un barco de vapor que hacía la travesía de Sevilla a Sanlúcar. El edificio que ahora sirve las delicias que espero pruebes, antiguamente era la estación donde se vendían los tickets para el barco. Con el tiempo evolucionó a este local, que te va a encantar.
Plaza del Altozano, es la carta de presentación del barrio de Triana, pues es el acceso que da al puente de Isabel II, o de Triana como es popularmente conocido.
Casa Ruperto, las codornices fritas, son su especialidad. Aunque lo normal es pedirlo como “un pájaro”, te avanzo que no solo probarás uno… caen como pipas.
Plazuela de Santa Ana, una plaza muy chiquitita pero que esconde una esencia muy especial, sobre todo cuando llega la Navidad, que todos los coros de campanilleros se suelen hacer en esta plaza.
Calle Betis, una calle que duerme muy poco. Justo en la calle de atrás, la calle Pureza, hay una freiduría de pescado, de nombre homónimo. Cómprate un cartucho de pescado frito y siéntate en el poyete al lado del río, y siente el fresco que te regala el Guadalquivir acompañado de una cervecita.
Restaurante Kiosko de las Flores, si eres amante del pescado no faltes, lugar con terraza y vistas al Guadalquivir.
Restaurante Abades Triana, una de las mejores vistas de Sevilla. En la calle Betis a la altura de la Torre del Oro.

Parque de Maria Luisa


Llegamos al parque de Maria luisa desde Triana, cruzando el Puente de los remedios. Este parque es uno de los sitios más románticos y de mayor belleza de esta ciudad. De noche todos los monumentos del parque están iluminados. El parque destaca por sus tintes árabes. Tiene varios estanques. Una pequeña y singular cascada. Varios de sus árboles son centenarios.

Costurero de la Reina, es un pequeño edificio con forma de castillo. Construido con ladrillos bicolores, el nombre oficial es el Pabellón de San Telmo, aunque todo el mundo lo conoce como el Costurero de la Reina debido a una leyenda que cuenta que la Reina María de las Mercedes tenía una salud débil y pasaba mucho tiempo aquí tomando el sol y cosiendo con sus damas o leyendo las cartas de Alfonso XII. De todas maneras, la historia carece de sentido porque la reina murió muy joven y quince años de que se construyera este edificio. Así que no sabría decirte. Lo que te puedo decir que en la actualidad es la Oficina Municipal de Turismo de Sevilla.
Monumento Gustavo A. Bécquer o Glorieta de Bécquer, poeta romántico de Sevilla. Las tres mujeres que le acompañan tienen su significado, son “los tres estados del amor”. El amor pretendido, el amor que se posee en el momento y el amor perdido.


Plaza de España, un monumento realmente impresionante tanto por tamaño como por belleza. Casi todo lo que hay tiene un significado simbólico. Por ejemplo, el lago artificial que rodea la plaza simboliza la península ibérica, además se puede surcar alquilando una barca. Encima del lago hay cuatro puentes, que representan los antiguos reinados de España, Castilla, León, Navarra y Aragón. Cada mosaico representa una ciudad de España y describe un hecho histórico. ¡Es una verdadera enciclopedia de cerámica!
Aquí se han rodado películas como Lawrence de Arabia y si eres fan de La Guerra de las Galaxias, sabrás que se rodó también, El Ataque de los clones.

Centro Sevilla

Calle Sierpes, es el centro neurálgico de la ciudad, la calle más emblemática de Sevilla.

Esta calle antiguamente era agua, estaba cubierta por el agua del Guadalquivir. Se dice que el nombre le viene porque era una calle serpenteante, porque esta calle se ha alineado varias veces. Aunque también cuentan que había una taberna que había puesto una cabeza de serpiente como marca.
Punto de partida de las cofradías de Semana Santa, en la Plaza de la Campana. Donde comienza esta calle.
Se encuentra la floristería más antigua de la ciudad.
En el número veinticinco de la calle Sierpes, existe una librería, que antes de serlo fue teatro, el Teatro Imperial, y antes de eso fue cine. Todavía guarda la estructura del teatro, y varias piezas de atrezo, de hecho, en cualquier momento, podría serlo de nuevo. ¡Pásate por la librería!
Casa la Viuda, un gran cuadro de Sevilla decora esta bodega con terraza, está especializada en bacalao. Fundada en el siglo XVII. Prueba su “bacalao a la viuda”. Y también sus arroces y guisos.
La Antigua Bodeguita, en este bar tienes que probar la torta del Casar, su jamón, salmorejo y las espinacas con garbanzos, un plato típico andaluz.
Bodega Blanco Cerrillo, su especialidad es el adobo, normalmente suele ser cazón, pero ellos lo hacen con boquerones. Antes de llegar te guía su olor tan rico a su adobo.
Garlochí, bustos de Cristos, Vírgenes y Ángeles se mezclan con whiskies y clientes. Recuerda a una iglesia dentro de un bar o viceversa. Aquí se bebe “la sangre de Cristo” ¡Pídete una a mi salud! Por cierto, su nombre significa corazón en el idioma gitano.
Taberna Quitapesares, la taberna del popular y desapareado mítico cantaor “Pepe el Peregil” Vino de naranja de la provincia de Huelva y manzanilla traída directamente de la localidad gaditana de Sanlúcar, que vimos en el anterior artículo aquí. Tapas servidas en papel.
Confitería La Campana, aquí probarás los mejores dulces de todo Sevilla.
Centro cultural Flamenco “Casa de la Memoria”, si quieres realizar una clase de flamenco, éste es el lugar.
Convento de San Leandro, las monjas de clausura de este convento que evitan el contacto con el exterior, las Agustinas, realizan unos dulces a base de yema, “las yemas de San Leandro” ¡compra medio kilo para empezar!


Metropol Parasol, conocido como “las Setas de Sevilla”, es la estructura de madera más grande del mundo. Un proyecto artesanal a gran escala, parece madera de balsa y da la sensación de que no aguanta el peso, ¿o esa sensación solo la tengo yo? Este parasol ganó un concurso de ideas para reconstruir la plaza en la que se encuentra. La estructura está diseñada para crear sombra. Es “la versión modesta de un árbol”. En fin, la ocurrencia de crear sombra realizando una estructura de madera, en lugar de con árboles directamente, de los que se extrae la susodicha madera, … aquí dejo la frase…
Aunque he de decir que la construcción es espectacular.
Hotel Palacio Villapanés, este hotel de cinco estrellas te encantará, su patio central, la terraza en la azotea, su spa. ¡Todo! Bueno, quizás su precio menos, pero que sería de un viaje sin un capricho.

Barrio Feria

Mercado Feria, que está en la calle del mismo nombre. Te tomas la cerveza, tapeas algo y de paso haces la compra. Ves al Bar Pescaito Frito, el producto es de primera calidad y el precio de las tapas está genial.

Taberna Casa Mateo Ruiz, una bodega donde el dueño y el hijo son sordomudos, te entienden a la primera. Su tapa estrella es el bacalao frito rebozado. Y también es buenísima la caña de lomo.
Alameda de Hércules, es la zona nocturna más movida de Sevilla, es la que más gente aglutina. Fue el primer jardín público de Europa.
Antes de ir al siguiente barrio pasaremos por la Basílica de la Macarena.
Bar Plata, trasnochadores y devotos de la Virgen de la Macarena, se concentran en este bar.
Hotel Exe Sevilla Macarena, aquí nos hospedamos mis amigos y yo en nuestra última visita a Sevilla, hotel de cuatro estrellas, vistas panorámicas de la ciudad, frente a la Basílica de la Macarena. Piscina exterior en la azotea con solárium y terraza, ¡que más se puede pedir!

Isla de la Cartuja

Monasterio de Santa María de las Cuevas, conocido como “La Cartuja” ya que está ubicado en la calle homónima. Una leyenda cuenta que se halló una imagen de la Virgen María en una de las cuevas, y decidieron construir la ermita en este lugar, en la que se situó la imagen.


Para finalizar, te voy a nombrar dos tours diferentes y originales para conocer Sevilla, yo personalmente no los he disfrutado, ¡todavía! Así que tengo pendiente otra visita a la ciudad para poder hacerlo, mientras tanto, si tú lo haces, cuéntame la experiencia en la cajita de comentarios.

Recorrido turístico con Running Tours Sevilla. Adaptan las excursiones para adecuarse a los velocistas o a los lentos paseantes y así poder observar los puntos de interés más conocidos, como la Catedral de Sevilla y el Parque de Maria Luisa con su famosa Plaza de España.

Otro tour para probar sería Sevilla Tapas Tour, tu guía te mostrará las mejores tapas, las probarás y disfrutarás y el tour incluye mapa y la info. Un tour que disfrutarás bocado a bocado.

Te dejo el enlace de Google maps de todo lo mencionado en el artículo y alguna sorpresita más, sobre todo bares, muchos bares, descúbrelos todos ¡aquí!

Gracias por acompañarme siempre, te espero en el siguiente artículo. Ya sabes que tenemos una cita ineludible cada dos semanas. Hasta entonces te deseo una vida llena de amor y viajes, ¡muchos viajes!





Redactora Aurora Ubiña

Comparte artículo:

5 comentarios :

  1. Hola. Nunca he visitado Sevilla y no la he disfrutado. Como andaluza no tengo excusa. Esta entrada es perfecta para llevar de guía y no dejarme nada atrás. Me la guardo porque pienso hacer ese viaje nada más que pueda. Me ha gustado saber la curiosidad sobre la Torre del Oro. Maravilloso trabajo. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa
    Nunca he estado en sevilla y aunque había oído que era bonita y que tenia mucho que ofrecer, no podía hacerme una idea de cuantas cosas maravillosas tenía para visitar!
    Me encantaría ir! Que maravilla descubrir el alcázar o perderme por la zona de la judería
    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Que hermosa es la ciudad de Sevilla, su arquitectura me ha dejado impresionada y se nota la influencia árabe y romana en sus construcciones, definitivamente la temperatura del lugar es bastante fuerte pero creo que bien vale la pena pasar por ese calor para descubrir este lindo rincón de España.

    ResponderEliminar
  4. Casi cada día en verano salen en las noticias porque se asan, así que si hay posibilidad yo diría que mejor posponer la visita, ya que suele hacer bueno todo el año. Conocía algunos de los sitios que comentas pero no todos, así que gracias por el post, bss!

    ResponderEliminar
  5. Que decir de Sevilla! Es mi ciudad favorita, viví dos años en ella y estoy totalmente enamorada de su gente, de sus paisajes, de su color y del fantástico olor que desprenden sus calles. Ay que ganas de volver y quedarle, tan solo le falta el mar para ser una ciudad de 10. Bs

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados