Moda Thrift: la nueva manera de vestir la ropa de segunda mano.

Redacción. Anie Rodríguez

Moda Thrift o segunda mano

Está demostrado que la moda es cíclica y si miras en cualquier revista de hace cinco o diez años, te das cuenta de que la moda se recicla una y otra vez ¿por qué no hacemos lo mismo con la ropa?

Para ello tenemos la moda vintage o la de segunda mano, también llamada Thrift, pero ¿Qué es la moda Thrift?

La moda Thrift, es un anglicismo para denominar la ropa de segunda mano. Aquella que no está dentro de la modalidad de outlet, ya que tiene más de dos temporadas, pero si somos rigurosos; el vintage requiere una antigüedad de más de veinte años y entonces ¿Qué ocurre con toda esa ropa de segunda mano? pues que eso es la moda Thrift

No tiene por qué ser ropa usada, depende de donde o que busques, mucha son restos de almacenes o tiendas antiguas que se venden hasta con su etiqueta, pero reconócelo, la gracia está en que tenga su uso y su personalidad, que la prenda te cuente una historia y ahora la recibas tú para darle un nuevo capítulo en su vida. 

Todos, Thrift, vintage o segunda mano no se limitan a la ropa, también encontramos muebles, decoraciones y todo tipo de objetos. 

Tanto el vintage como el Thrift son conceptos que llevan años en países como Alemania, Francia o Inglaterra y que tiene su origen en los Estados Unidos con los mercadillos vecinales, y que ahora con una visión renovada toma mucha importancia en nuestro país.

Yo personalmente me declaro muy fan de la ropa de segunda mano, ahora llamada Thrift y el vintage, soy consumidora de ella desde que recuerdo, siempre he encontrado que tiene más pros que contras, déjame compartir contigo algunas ventajas.

Como ya te he dicho la moda siempre vuelve, así que si quieres ir a la última no tendrás problemas en encontrar ninguna de las últimas tendencias, hay de todas las épocas. 

Te da cierta exclusividad, la mayoría de las prendas son únicas, es decir, solo queda esa y es muy difícil encontrarte con alguien que lleve tu modelito, como contra diremos que, si eres tan enamoradiza como yo, si no es tu talla te vas a llevar algún disgustillo, aunque no creo todos sean tan “Queen drama” como yo.

Le da un toque de aventura al ir de compras, la caza, la búsqueda y el descubrimiento están asegurados, déjate sorprender, mantén la mente abierta y los ojos, que nunca sabes en qué percha puede estar la tuya. Llevarlas ya no te limita a ser parte de alguna moda o tribu urbana, ya no tienes que actuar como un hípster por llevar vintage o Thrift, dale tu propio estilo. 

Son prendas de diseño, costura y tejidos de calidad, vale si, están usadas y un poco gastadas, pero han resistido el paso del tiempo con mucha dignidad, y es precisamente eso lo que les da la personalidad, no tienen que ser perfectas. 

Son asequibles, por muy poco dinero encuentras verdaderas joyas, y si eres de las que les gustaría tener alguna pieza de diseño y revisas bien, seguro que encuentras algún tesoro. Es sostenible, das una segunda vida a las prendas, ayudas al medio ambiente y hay muchas de las tiendas que, además, destinan parte de los beneficios a personas necesitadas. 


Moda Thrift o segunda mano
Cottonbro

Moda Thrift o segunda mano
Cottonbro

Moda Thrift o segunda mano
Fatin Hisham

Es posible que encuentres prendas deterioradas, rotas o quizás con algunos kilómetros de más, no todo puede ser perfecto, pero si es a buen precio, y la mayoría lo son, puedes montarte un do it yourself muy chulo o lanzarte a probar alguno ¡que nunca es tarde!

Lo que empezó como mercadillos o Charity shops, es la nueva moda entre los millennials que parecen haber descubierto el beneficio de vestir a la moda de manera variada, por muy poco dinero y además reafirmar su personalidad con prendas únicas, sin necesidad de recurrir a tiendas comerciales, aunque todos vayan por el mismo estilo, porque para ellos los 90s y los 2000 son nuevos, ¡bendita juventud!

Pero cada vez cobra más peso entre gente de todo tipo de generaciones, a todos nos gusta la moda, la moda no tiene edad ni género y ese toque retro nostálgico es más auténtico que lo que pueda imitar el estilo comercial, pero no nos engañemos, también nos encanta, y lo bueno es que no hay que renunciar a ninguno de los dos. Mezcla, combina y si no te gusta cómo queda, pues ¡combínalo otra vez!




Redacción. Anie Rodríguez
Fotografía Portada. Asep Mulyana

Comparte artículo:

16 comentarios :

  1. Muy interesante, no sabía ese nombre Thrift. Cada día se aprende algo nuevo. Yo no he comprado nunca en tiendas de segunda mano, pero no descarto hacerlo. Si una prenda es vintage cuando tiene más de 20 años, yo tengo algunas en mi armario y que continuo utilizando.

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de comercio está empezando a cobrar mucha fuerzas, no he comprado todavía pero no es algo que descarte. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene mucha demanda, y me parece una idea estupenda para un consumo más sostenible ♥️

      Eliminar
  3. Hola guapa, pues te confieso que es la primera vez que oigo que la ropa de segunda mano se llama Thrift, cada dia se aprende algo nuevo, esta claro! me gusta la tendencia, he comprado ropa de segunda mano en algunos paises y aqui tambien, y me parece realmente interesante que se ponga de moda!besos

    ResponderEliminar
  4. A mí me encantan las plataformas donde vendes y compras de segunda mano, y me parecen genial

    ResponderEliminar
  5. A mí me encantan las plataformas donde vendes y compras de segunda mano, y me parecen genial

    ResponderEliminar
  6. Interesante, no sabía que se le había dado el nombre de Moda Thrift, me parece una buena forma de darle otra vida a la ropa, no receurdo haber comprado ropa de segunda mano, pero leyendo, me ha entrado ganas, por lo tanto, no descarto esa posibilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moda y también hay sitios donde venden complementos y decoración, que te hacen el hogar único ♥️

      Eliminar
  7. En mi guardarropa tengo algunas piezas que compré de segunda mano, todas ellas muy bien conservadas, las considero un tesoro, además como dices el ahorro es bastante considerable, yo me inclino más por las piezas vintage, tienen un encanto especial. Concuerdo que al comprar ropa de segunda mano ayudamos al medio ambiente al darle una nueva vida a todas esas prendas que de otra manera terminarían en vertederos y eso no tiene sentido para mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero piensa que el vintage es ropa de 20 años o más, y en la Segunda mano, igual tiene 15 y no se puede vender como vintage por 5 años, pero, casi casi.... hay mucha variedad desde moda más “nueva” de Segunda mano a cosas con más historia ♥️

      Eliminar
  8. Debo confesar que nunca he comprado nada de segunda mano ni en mercados de ese tipo pero sí me gusta reciclar algunas prendas propias que he guardado durante años a la espera de volver a usarlas cuando la moda diera un giro de 360 grados y volviera al principio. Prendas de calidad cuya factura permite una gran duración. He conservado una cazadora de lino de cuando tenía 20 años y ningún verano he dejado de ponerla. Me gusta ese tipo de esclusividad que dan esas piezas. Pensándolo bien, quizá me anime a usar uno de esos mercados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También es una manera estupenda de consumir moda vintage, o thrift. Incluso quizás algún día las herede alguien, yo tengo prendas de mi madre, mís tías y abuelas! Muy cierto que la calidad y el patronage son mejores, lo vemos en que resisten tanto tiempo como nuevas, muchas prendas nuevas al año están para el arrastre. ♥️

      Eliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados