Benasque, pueblo con encanto y su valle... ¡el mejor lugar para deportes de alta montaña!


El valle de Benasque está situado en la comarca de Ribagorza, en la provincia de Huesca y es conocido por sus barrancos y su estación de esquí.

Toda esta zona me enamora por sus parques naturales, valles, montañas, ríos, barrancos, picos, mires donde mires verás naturaleza en estado puro.

Los pueblos de valle de Benasque son preciosos, típicas villas montañesas, tales como Eriste, Sahun, Sesue, Ramastue, Chia, Anciles, Cerler, Benasque, entre otros, personalmente no me dio tiempo a ver todos. Aunque te recomiendo que cuando vayas por la zona, al menos vayas a Anciles y Cerler, yo los visité en este viaje, y por supuesto a Benasque, el pueblo que hoy nos ocupa en el artículo.

Benasque, es un pueblo muy particular, en medio de las montañas, es precioso. Todas sus arquitecturas son de piedra y madera. Se respira paz y tranquilidad por todas sus calles y montañas.

Hoy quiero compartir contigo unas vacaciones en las que Rocky, mi peludito perruno fue el verdadero protagonista. Se comportó como un campeón en unos días que se priorizó la tranquilidad de la naturaleza y las montañas y se desconectó de bullicios y ciudades con aglomeraciones. 

En el bosque no hay wifi, pero te aseguro que ahí encontrarás una mejor conexión. A veces la naturaleza es todo lo que necesitas.

¡Acompáñanos a Rocky y a mí en esta aventura!


Mi elección de alojamiento no fue otra que SOMMOS Hotel Benasque Spa. Mi prioridad era que admitiera mascotas, y lo tuvieron como a un rey. La habitación era un bajo con terraza con mucho sitio para él. Y lo de tener spa fue un plus que agradecí el final del día después de pasar grandes caminatas que ocurrían a diario. ¡Créeme tu también lo necesitarás! Así que por qué no mimarse. Es una de las opciones más completas en cuanto a servicios de la zona. 

De Benasque no te pierdas, la Plaza del Ayuntamiento, donde se encuentra el ayuntamiento o Casa de la Bila. La Iglesia o Parroquia de Santa María. También tienes que visitar, Casa Faure, Casa Bringasort, Casa Inllada, Casa Berot y por supuesto y el Castillo de Benasque.

Casa Juste, casona medieval que no te dejará indiferente.

Casa Brusau, en su interior se ubican dos grandes patios, también tiene una capilla y un altar barroco.

Torre de la Cárcel, esta peculiar construcción formaba parte de una fortificación existente en la propia villa. De las cuatro torres, únicamente se conserva ésta.

Palacio de Condes Ribagorza de estilo renacentista, situado en la calle Mayor.

Casa Llausia, cuenta con dos impresionantes y grandiosos arcos, los más grandes de la villa.

Molino harinero, en el centro de la villa, en la Calle Mayor, el más antiguo de los tres que existían en Benasque y el puente medieval, de origen románico, permite la entrada a la villa de Benasque. Tuvo repetidas reconstrucciones debido a las inundaciones. Bajo él se encuentra el río Ésera.


Aunque la atracción principal por la que vine a este lugar fue para hacer senderismo, su deporte o actividad estrella. Te voy a indicar algunas de las rutas que realicé en aquellos días. Aunque mi recomendación es que pases por la oficina de Turismo y según los días y tiempo que puedas dedicar, personas y necesidades particulares, mejor te recomienden que hacer y donde ir, está ubicada en la calle San Sebastián.

Yo fui en agosto, para mis vacaciones de verano, aunque no sufras, sus bosques de hayas son muy frescos, así que no pienses que vas a hervirte de calor, al contrario, debes ir preparado para el frío, llevar varias capas de abrigo, desde la manga corta. Es un destino que puedes disfrutar todo el año, en verano para senderismo, barranquismo, etc. Y en invierno practicar ski, muy cerca está Cerler y su estación de ski. Es un destino para amantes de la montaña en sus mil variantes. ¡Prueba tu adrenalina en el valle de Benasque!

La gastronomía de esta zona es excelente todo el año. Disfrutar del ternasco de Aragón, de sus canelones de setas, de su sopa jacetana. Prueba la comida típica del pirineo y prepirineo es fantástica. 

En este viaje no te voy a recomendar ningún restaurante específico puesto que me dediqué a disfrutar de la naturaleza, yo escogí media pensión en el hotel donde me hospedé. El buffet del desayuno era muy generoso, no escatimé cada mañana en coger fuerzas para las rutas que nos esperaban. Y las cenas en el restaurante eran magnificas. Para aguantar de día en las excursiones nos provisionamos en el supermercado de Benasque, no nos faltó detalle. Es importante e imprescindible ir bien equipado, tanto de calzado, ropa, comida, primeros auxilios, para aguantar horas por los terrenos de alta montaña.

¡Empezamos nuestras rutas!

Aviso para navegantes. Escucharás unos sonidos muy particulares cuando vayas paseando por el valle. Son unos animalitos que te van acompañando, aunque recelosos a lo lejos, las marmotas, a veces se dejan ver.


Ruta a Ibón de Escarpinosa.

Antes de detallarte la ruta, seguro que te preguntas… ¿Qué es un ibón? Es un lago de origen glaciar y que está a una altura de unos 2000 metros.

Dicho esto, empezamos la ruta. Es uno de los entornos más bellos del pirineo. La ruta será ascendiendo por el valle de Estós, una ruta circular. Pertenece al Paquete Natural Posets-Maladeta. Todos los caminos están indicados con marcas pintadas en las piedras, y montañitas de piedras para no perderte en el camino. Iniciamos la ruta por el Puente de San Jaime (junto al Camping Aneto). Pasamos por la Presa de Estós, Palanca de Aiguacari y el río Estos. Refréscate en la fuente de Coronas. Pasaremos por Cabaña de Santa Ana. Forau de O. Obervaremos las vistas del Macizo del Perdiguero. Posteriormente verás dos caminos, uno hacía el Refugio de Estós, el de la derecha, y el otro camino indicarán para los Ibones Escarpinosa e Ibonet de Batisielles, dirígete hacía él. Sigue subiendo y pasarás por Palanca de les Carboneres. Disfruta de las vistas, estás rodeado de hayas, abetos y abedules. Cuando llegues a una pasarela de peldaños de madera, ya estás llegando a la primera parada, primero llegaremos a Ibonet de Batisielles. Contempla las vistas y haz una parada técnica y disfruta del picnic que te hayas preparado para la ocasión. Si te ves con ánimo puedes seguir hasta el Ibón. ¿Te has animado? Pasarás por el lateral de la Tartera de Batisielles. Poco a poco vamos tomando altura. Y finalmente llegarás al Ibón Gran de Batisielles. Merece la pena llegar. He de reconocer que yo estaba en baja forma y no me fue fácil, pero mis compañeros de viaje me animaron a llegar al final, y te digo ¡que las vistas y la sensación de llegar a la meta bien merece la pena!

Éste no es el final del camino, recuerda que nuestra meta en el Ibón de Escarpinosa. ¡Seguimos!

Bajamos a Escarpinosa.  Ahora vamos de bajada, y te alegras. Llegamos a Escarpinosa. Ibón Verde. Y verás la Cascada de Perramó. Vamos a Escarpinosa, el Ibón azul, desde el verde. ¡Te encantará, lo prometo! Recarga energías para la bajada y aprovecha para realizar fotografías de las vistas y de tu gran proeza. 

Y bajamos a Ibonet de Batisielles. Recuerda que es una ruta circular y volvemos al inicio.


Forau de Aigualluts. 

Desde Benasque pasamos por Baños de Benasque, por Llanos del Hospital y Hospital de Benasque. Allí en el Hospital aparcamos.

Desde los Llanos del Hospital hasta la Besurta, hay dos opciones. Subir andando o en autobús. Nosotros la subida a Besurta la hicimos caminando. Y la vuelta después de toda la excursión cuando llegamos a la Besurta de nuevo, hicimos la bajada en autobús. Aquí en la Besurta existe un parking, solo para los autobuses, y un pequeño bar para que te puedas tomar algo, unos bancos y unos lavabos. En el autobús solo suben las personas, si llevas animal de compañía como yo, tienen unos transportines en el maletero para ellos. El mío pobrecito lo pasó mal. El separarse de nosotros y el traqueteo del autobús no le gustó. Por suerte no es muy largo el camino, son cuatro kilómetros y medio, porque yo sufrí por él también. Desde la Besurta vamos subiendo hacía Forau de Aigualluts. Pasamos por el macizo de Malateda. Vamos pasando por varios llanos. Llegamos al Forau, forau es agujero. Contemplamos el forau des Aigualluts y escuchamos y vemos la impresionante cascada.  Seguimos nuestro camino, y llegamos a Pla de Aiguallut, aquí en este plano puedes disfrutar de un descanso y refrescarte para los más valientes, el agua es muy fresquita. Si te ves con ánimos puedes ir hacía el refugio de la Renclusa. 

Te encuentres con ánimos o no, la vuelta tienes que hacerla de vuelta a la Besurta, y lo dicho, bajar andando o autobús si ya estás cansando de todo el día.


Ruta de las tres cascadas.

Por último, te presento una sencilla excursión que te llevará a uno de los lugares más bonitos del valle de Benasque, la ruta de las tres cascadas. Esta ruta empieza desde Cerler, pueblo cercano a Benasque. Tenemos que seguir las marcas de un PR, pequeño recorrido, marcas de franjas amarillo y blanco. Pasaremos por la Ermita de San Pedro de Mártir, y verás el barranco del Remáscaro. La primera cascada que verás es la más grande, la cascada de Ardonés. Después verás las otras dos cascadas, que son algo más pequeñas, la del barranco del Clotet y la del barranco de la Mascarada. El camino de vuelta te regalará la vista de una cuarta cascada, ¡sorpresa! Aunque la verás más alejada. Las vistas que te encontrarás de vuelta bien merecen unas instantáneas. El camino finaliza en la Iglesia de San Lorenzo de Cerler. Así que mi recomendación es que recorras las calles históricas del mismo, antes de volver a Benasque. No te pierdas la Casa Cornel, una casa-patio típica tradicional del valle de Benasque. 

Hasta aquí las rutas que te presento. Hay infinidad de opciones en este valle, por eso te comentaba antes que preguntes en el punto de información, que te indiquen todas las posibilidades y escoge las que más te encanten. 

Pero no te olvides de realizar las tres rutas de este artículo, que sin duda ¡no te las puedes perder!

Lo que me llevo de este viaje es la compañía, la mejor de las compañías me guiaba y cuidaba de mí, sin descanso. Disfrutar de tus vacaciones con tu peludito no tiene precio. Están todo el año esperándonos en casa mientras trabajamos y que mejor manera que recompensárselo que llevándolos con nosotros en nuestras vacaciones deseadas, las que llevamos todo un año ansiando.




Son casi las doce de la noche, y me voy a dormir, sabiendo que soñaré con mi próximo viaje. ¿Cuál es tu próximo lugar soñado? Y si tienes perro, ¿te lo llevas contigo de vacaciones? Yo siempre que puedo hago lo posible para armar las vacaciones con él, y si no siempre tiene a mis tíos que lo cuidan como si fuera su niño ¡Cuéntame que quiero saber!

Te espero en nuestro próximo viaje, ¡no faltes!



Redactora Aurora Ubiña

Acompañante perruno Rocky

Comparte artículo:

10 comentarios :

  1. Hola!!! Cómo me gustan este tipo de lugares. Y qué gran punto que, además de dejarte llevar a tu perro, tenga spa. Me imagino que después de las rutas se hace muy necesario como dices. Ojalá algún día pueda ir a verlo.

    ResponderEliminar
  2. Qué lugar tan espectacular! Con solo ver las fotos te dan ganas de teletransportarte allí. Esa comarca lleva tiempo en mi lista de destinos para visitar, aunque aún no he tenido la oportunidad. Espero poder hacerlo pronto y disfrutar de todo lo que nos ofrece y que tan bien nos has contado. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Que maravilla de lugar, me encanta la montaña, el senderismo, la naturaleza, la paz, el aire puro ¡Oh Dios! eso es vida. Este año no fui a ningún sitio, pero me quedo con este me enamoró todo lo que nos cuentas, las fotos, hasta las marmotas. No tengo mascota, pero si la tuviera sin duda viajaría conmigo siempre que pudiese. Besos y gracias por llevarnos de viaje.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Ay, de pequeña solía veranear mucho por la zona con mi familia y me parece preciosa! Benasque es un pueblo lleno de magia y encanto, me dan unas ganas tremendas de volver y desconectar del día a día
    Las fotos son impresionantes!
    un besazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Me parece una pasada y no lo conocía. Me quedo con el sitio, me encantan esos parajes aunque como a mi entorno no le va mucho es verdad que no los frecuento. A ver si un día puedo subir a la zona y perderme un poco por tanto verde. Muchas gracias por el post.
    Un besote!! ^,^!!
    ELEB

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Conozco el Valle de Benasque, lo visite hace algunos años, en compañia de amigos, hice una ruta que cogía varias, ya que teniamos un amigo que se conocía la zona muy bien, y sin duda, repeteria la experiencia, es espectacular, sus paisajes increíbles, así como algún pueblo que visitamos. Me ha traido muchos recuerdos.

    ResponderEliminar
  8. Hola,
    ¡Un lugar maravilloso! Desde hace unos años que nuestras vacaciones han pasado más de grandes ciudades a ir a plena naturaleza. Estoy llevando a mi marido a mi territorio jejej Me ha parecido un lugar ideal para descansar, explorar en la naturaleza y resetearte. Porque a mi esas caminatas en plena naturaleza buff me renuevan totalmente.
    Y ahora que encima veo que me puedo llevar a mi chiquitín mejor todavía. Todo un descubrimiento, mil gracias.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    No sabes lo que he disfrutado leyéndote. Conozco bien la zona, porque soy una yonki del senderismo y si a eso le sumas que soy de la província de Lleida, aunque no lo tenga al lado que digamos, es un destino con el que no tengo que desplazarme en exceso, por lo que he tenido la oportunidad de ir muchas veces ¡Y las que me quedan! O eso espero.
    He hecho la ruta del ibón y de las 3 cascadas, y son chulísimas ambas. Vamos, como siempre digo, se te para la vida cuando miras todo lo que te rodea.
    La de aigualluts ahora mismo no me suena, así que.. ya tengo excusa Jejeje
    Me apunto lo del hotel SOMMOS, porque aunque seamos mochileros, vamos de los de furgo y pocas comodidades cuando estamos de ruta, como algunas veces sube una amiga con su mascota, bueno es saber de hoteles que admitan.
    Por cierto, yo siempre llevaba la mía en mis rutas. No había compañera mejor para ellas.
    Besotes

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué buena escapada!¡Cómo apetece escapar a la naturaleza y alejarse de todo! Me parece un sitio ideal, lo tengo para ir no sé cuanto tiempo. La ruta de las cascadas me parece imprescindible. Además hay muchas rutas y creo que es necesario recargar pilas y respirar aire puro, que buena falta nos hace.
    Un saludo

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados