Granada mágica y el embrujo de su joya... ¡la Alhambra!

Granada es un crisol de civilizaciones, por aquí han pasado los romanos, los cartagineses, los íberos, los reyes católicos y los árabes, que en la edad media reinaron sobre Granada durante siete siglos. Quedan muchos vestigios de aquella época, como el zoco que hay junto a la Catedral y sobre todo la Alhambra, una pura maravilla. 

La Alhambra es un conjunto de palacios y jardines, es un juego sutil de luces, sombras y colores. Un remanso de paz sobre la ciudad. Es uno de los monumentos más visitados de España, fascina tanto su exterior como su interior. Es comprensible, tiene una magia absoluta. De hecho, aunque todo esté hecho de piedra, transmite una sensación de ligereza, como si flotara. Todo muy fino y puro como si se tratase de tela de encaje. Sus columnas parecen que están hechas al azar, pero en realidad es todo armonioso.

Te quiero llevar a conocer el barrio del Albaicín, por sus calles empedradas y en cuesta descubrirás conmigo plazas y rincones llenos de fragancias de azahar y jazmín y míticos personajes de la noche granadina, como la Porrona. No te pierdas un plato árabe típico en Granada, la pastela, desde un lugar donde contemplarás una de las mejores vistas de la Alhambra.

Ven conmigo, y… ¡déjate invadir por la belleza de Granada!

Granada es una ciudad en la que te tienes que olvidar del coche, ¡y vivirla y pasearla! Granada es mágica, una ciudad que debe saborearse, sobre todo cuando se pone el sol.

Pasear por sus calles es alimento para el alma. No se entendería Granada sin la Alhambra, ni la Alhambra sin Granada. 

Paseo de los Tristes, como curiosidad he de decirte que este paseo de triste no tiene nada. Es uno de los paseos más bonitos de Granada, bordeando el río Darro. Hay varias teorías de porqué se llama así este paseo, una de ellas, es porque dicen que era el camino al cementerio, y según repicaban las campanas y según la intensidad de estas intuías si había fallecido alguien de una familia importante o de una familia más humilde. 

Cuesta del Chapiz, un lugar del que no te vas a librar cuando vayas a subir al Albaicín o al Realejo. 



La Alhambra de Granada, un lugar del que te enamorarás, a parte de las historias de sultanes y princesas. Tienes que visitarla de día y de noche, hermosa de día, y de noche no hay palabras, es mágica. Fortaleza morisca, literalmente Alhambra significa fortaleza roja. Las entradas para ver esta obra maestra de la arquitectura han de ser compradas con bastante antelación. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1984, dicen de ella que es una perla entre esmeraldas.

El agua y la luz tienen un papel muy relevante en la composición general de la Alhambra. El agua fluye de las fuentes, recorre los canales y cae en torrente por las cascadas. Todo esto en medio de aromáticos naranjos, callejones de cipreses y jardines de flores. El agua proviene de las laderas de sierra nevada y llena los manantiales y canales de la Alhambra.

Te recomiendo al menos un día entero para que disfrutes y descifres la Alhambra. ¿Por qué descifrarla? Considero que la Alhambra es como un libro. Citas del Corán, versos poéticos e historias embellecen la Alhambra. 



Disfruta en el patio de los arrayanes, de su fragancia que te trasladará a otra época, de la tranquilidad con sus sonidos del agua. En el salón del Trono, mira hacia arriba. ¿Qué ves? ¡Estrellas! Hay siete capas de estrellas, las siete capas del paraíso islámico, y justo en el centro, la representación del trono de Allah ¿No sé si conoces la expresión “estoy en el séptimo cielo”? Pues esa expresión que seguramente habrás utilizado infinidad de veces viene de ahí. Porque si uno está en el séptimo cielo, está todo lo más cerca del trono de Allah que pueda llegar a estar, por eso uno se encuentra en el paraíso. En la sala de las dos hermanas, te pediré otra vez que vuelvas a mirar hacía arriba, verás una cúpula con una especie de estalactitas. Cuando llegues al patio de los leones, el agua representa al sultán, y los leones su guardia personal. Se aseguran de que el agua llegue a los cuatro puntos cardinales. 

Carmen de los Mártires, una preciosa casa y jardín, un lugar especial de Granada, para visitar después de la Alhambra. Aquí puedes ver un patio nazarí, la isla del lago, hay tres jardines, el francés, muy boscoso, el español, con un estanque, y el inglés con palmeras y una fuente en el centro.

Zona centro, es pocos metros cuadrados tienes la gran mayoría de los bares de tapas por excelencia, cuando pides una consumición te acompañan la misma con una tapa deliciosa.

Bodegas Castañeda, un clásico del tapeo granadino, ¡es una parada obligatoria!

Lemon Rock, bar-restaurante de la zona centro, también es un albergue y terraza en la azotea. Conciertos y sesiones de DJ’s todos los días. Tiene un ambiente acogedor y una decoración ecléctica. Es uno de los bares más originales de Granada. ¡No te lo pierdas!

Plaza de las Pasiegas, donde se encuentra la Catedral de Granada, de estilo renacentista.

Plaza Bib-rambla, a pocos metros de la Catedral, una plaza muy céntrica en Granada, rodeada de bares donde tapear.




Puerta de Elvira o arco de Elvira, antiguamente servía de entrada principal a la ciudad amurallada de Granada. Es uno de los monumentos árabes que mejor se conserva y de los más antiguos. Servía también de control de aduanas, ya que toda la mercancía entraba por aquí. Hoy en día da paso a una de las calles más animadas de Granada llena de bares. 

Plaza del Carmen o del Ayuntamiento, todos los sábados realizan espectáculos de todo tipo para todos los públicos.

Plaza Isabel la católica, el epicentro de la ciudad.

Albaicín, en la Plaza Larga, es el centro neurálgico del Albaicín, donde hay ambiente tanto de día como de noche, es un sitio increíble, y aquí conocerás a La Porrona. Desde la zona de Albaicín, por sus calles serpenteantes y estrechas, las vistas de la Alhambra son inolvidables. El Albaicín, barrio turístico con más sabor de Granada, donde convive modernidad y tradición, es Patrimonio de la Humanidad. Gran tradición de flamenco. 

La Porrona, un restaurante que no te puedes perder, por su ambiente y por su arte, no te pierdas todas las fotos que tiene enmarcadas, parece un museo.

Mirador de San Nicolás, aquí sobran las palabras, disfruta las vistas, el lugar donde se cuenta que se ve el atardecer más bonito del mundo y desde luego, las vistas no pueden ser mejores.  Cuando hablamos de magia, de embrujo, hablamos de Alhambra. La Alhambra es de las imágenes más bonitas que pueden ver tus ojos. 

Restaurante Huerto de Juan Ranas, uno de los lugares con unas de las vistas más privilegiadas de la Alhambra de todo Granada. Esto era una casa antes de convertirse en restaurante. Sus platos más típicos son el cuscús de verduras y la pastela moruna. Éste último se caracteriza por la mezcla de sabores dulces y salados. Antiguamente se realizaba con paloma o pichón, aunque es más tradicional con pollo. El aroma principal es la canela. 

Sacromonte, este barrio es conocido como el barrio gitano de Granada, Por la noche es típico acudir a esta zona en busca de cante y baile.

Casa Juan Maya, restaurante de la zona de Sacromonte, además de degustar los productos y la cocina granadina y andaluza, disfrutarás de un espectáculo flamenco, con bailes autóctonos del barrio, la zambra gitana.  Su ubicación es inmejorable en el corazón de Sacromonte con unas vistas impresionantes del Sacromonte y de la Alhambra.

Gastronomía local

Las habas, el oro verde de Granada, acompañadas con Jamón elaborado en la sierra. Las alcachofas. Prueba la tortilla de Sacromonte, que se elabora con sesos y criadillas de cordero. El pan de Alfacar tiene denominación de origen y es exquisito. Sus pimientos rellenos te encantarán. Sus embutidos, carnes, quesos, no te dejarán indiferente. Y llegando a sus dulces, además de los exquisitos roscos de vino, y sus pastelitos de miel y almendras, no te puedes perder, sus famosos piononos, a base de bizcocho y crema pastelera.

¿Dónde dormir?


En el Parador de San Francisco, en un antiguo convento dentro de la Alhambra, disfrutarás un amanecer con vistas al Generalife. Comida, vistas y trato exquisito. ¡Estarás en la gloria!

Existe un dicho, que Granada te la tiene que enseñar un “granaino”. Así que ruego me perdonen los lugareños y espero que haya cubierto sus expectativas, ¡y sobre todo las tuyas!

Granada no es solo la ciudad, sino también la naturaleza que la rodea, Sierra Nevada, los olivares, y una Granada no tan conocida al estilo del lejano oeste, pero eso es otra historia que te contaré otro día. 

Hasta aquí el artículo de hoy, te espero como siempre en el siguiente, a ti que tienes amor por viajar como yo, y es que ese amor no es pasajero, ese lo tenemos para toda la vida, y hasta entonces ¡sueña con viajar y tener recuerdos de todas partes del mundo!



Redactora Aurora Ubiña

Comparte artículo:

4 comentarios :

  1. Yo viví algunos años en Granada cuando era pequeña y para mí es una ciudad muy especial a la que vuelvo siempre que tengo ocasión. Una ciudad llena de encanto, embrujo y rincones increíbles. El Mirador de San Nicolás, la Alhambra y tantos otros rincones deberían ser de visita obligada. ¡Qué ganas de volver! Gracias por este maravilloso post

    ResponderEliminar
  2. Granada me parece un destino mágico y maravilloso si se está por España, he escuchado de La Alhambra es un lugar turístico muy famoso como bien mencionas por sus historias de sultanes y princesas, también por la mezcla de culturas que alberga cada rincón.

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa
    No he estado en Granada nunca pero no me faltan ganas, y después de ver este post tengo más ganas aún
    Es una ciudad preciosa y con una joya como es la Alhambra que algún día todos tenemos que visitar, que detalles más bonitos!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Qué pasada de fotos acompañan a las indicaciones de este post. Granada es una de esas ciudades que son parada obligatoria, tiene una magia comparable a la de muy pocas ciudades y si no has estado, no puedes entenderlo por mucho que te lo cuenten,bss!

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados