¡Madrid, la ciudad que nunca duerme y donde nunca te aburres!


Madrid, capital de España. Una ciudad despierta, dinámica, acogedora y muy divertida. 
Su arquitectura combina enormes avenidas con callejuelas estrechas y peatonales, barrios modernos y multiculturales con rincones castizos y zonas exclusivas. Aunque si hay algo que caracteriza a Madrid es su ocio. 
Estoy enamorada de Madrid, de sus calles, de su luz, de su gente y de su ambiente. Una ciudad donde el aburrimiento no existe. Madrid se puede caminar entera, alrededor y cruzándola de Norte a Sur y de Este a Oeste y no te aburres de contemplarla. Donde es posible descubrir un nuevo templo culinario cada día, y a la vez paladear los sabores de siempre. Tapas, cañas frescas y bien tiradas y platos que reflejan la multiculturalidad de Madrid y de todo el país.
Cada vez que puedo vengo aquí, he venido tantas veces en mi vida, por negocios, por placer, … me encanta tanto como mi Barcelona natal. Estamos de acuerdo que no tiene playa, pero tiene tantas otras opciones que ni la echas en falta. 
Madrid hay que pasearla con tranquilidad y mirando hacía arriba, para no perderte nada. Hoy nos vamos por Madrid centro y alguna sorpresita más, hoy no te enseño la ciudad entera, aunque espero que todo lo que te muestre, ¡te encante!

¿Empezamos la visita con un desayuno?
En infinidad de lugares elaboran churros. Y aunque en todas partes está rico, el original es el churro madrileño. 
Chocolatería San Ginés, el lugar típico para desayunar y es el perfecto lugar para degustar los churros con chocolate. Cada año voy a Madrid entre dos y tres veces, una de ellas para la cena de Navidad de empresa, y siempre acabamos la noche aquí. Ya forma parte de nuestra tradición, el chocolate, los churros y las porras de este lugar para finalizar la noche perfecta.
¿Sabías que San Ginés ha abierto franquicias en Sudamérica, China, Japón, … para expandir la cultura del churro?

Plaza Mayor 


Uno de los puntos turísticos clave de la ciudad. Antiguamente había raíles y pasaba el tranvía. ¿Te imaginas si existiera ahora con la de gente que se encuentra siempre en el lugar?
A la plaza se accede por nueve puertas, todas en forma de arcos. La más famosa es la del arco de cuchilleros, es además la más alta, tiene treinta y tres escalones. 
La Casa de la Panadería, o pabellón real, es el eje principal de la plaza. Es la única que tiene la fachada pintada. Hoy en día es el Patronato Oficial de Turismo. 
Originalmente, antes del incendio las casas tenían seis alturas, con respecto a las tres que podemos observar actualmente. 
Un lugar que tiene un vínculo muy grande con la gastronomía es el centro neurálgico de una buena ruta de tapas. 
La Campana, pídete un bocata de calamares, como no podía ser de otra manera. Es uno de los planes más típicos de Madrid.
    
Puerta del Sol


El corazón de la ciudad, no solo sentimentalmente sino además donde nacen todas las calles y los kilómetros de las carreteras. Centro neurálgico y donde queda todo el mundo en Madrid. Bullicio permanente a todas horas. No puede faltar unas instantáneas en el Km. 0 y en la famosa escultura del Oso y el Madroño, símbolo de la ciudad.
Calle Preciados, la arteria que comunica la Puerta del Sol con Gran Vía.

El Broadway de Madrid


Gran Vía, conocida como “el Broadway de Madrid”, “el Manhattan español”, “el Times Square a pequeña escala de Madrid”, es sin duda la calle más comercial de la ciudad, repleta de teatros de musicales, cines, una calle abierta veinticuatro horas, hay gente durante todo el día y la noche. Considero que Madrid como Nueva York son dos ciudades que nunca duermen.
Plaza del Callao, es una de las plazas más famosas de Madrid. Historia, ambiente y esencia madrileña.  Se respira cine.

Barrio de Chueca
Uno de los barrios más animados y recomendables para salir de fiesta en Madrid. Es conocido en todo el mundo como el barrio gay de la ciudad, pero a mi especialmente no me gusta esa denominación. Chueca, aunque sí acumula buena parte de los bares de ambiente de Madrid, tiene bares y planes para todo tipo de público, además las etiquetas nunca me gustaron. 
Hotel Oscar, en la octava planta esconde todo un oasis urbano. Una terraza panorámica de 360º del skyline de Madrid, y una piscina que tienes que disfrutar.
Pinkoco, un café-bar escondido en una antigua tienda de decoración, ¡precioso! La decoración rústica de color blanco y sus plantas y palmeras te hacen sentir en el trópico. Te recomiendo su espumoso caffe latte, sus sándwiches y su tarta de zanahoria, ¡está todo delicioso!
Barra Atlántica, solo te diré que es Galicia en Madrid.
Cham, auténtico street food chino, olvídate de todo lo que te dicen de un restaurante chino. Este lugar tiene comida china rica de verdad, ¡como si estuvieras en Hong Kong! Tienen una sopa de pollo con setas y fideos, de la de verdad, no de la de sobre. Prueba su secreto ibérico a la plancha con salsa de lima y sus tallarines salteados. Rectifico, ¡pruébalo todo!
La pollería, un local especializado en gofres con una forma peculiar, es la última provocación de Madrid, y ya podemos decir que, de Barcelona también, este año abrió sede también en la ciudad catalana. ¡Pídete uno del sabor que más te guste y complace tu fantasía más dulce! ¡Estos gofres ya están en boca de todos! ¿Te lo vas a perder?

Palacio Real


Es el palacio más grande del mundo. Aunque los reyes no viven aquí, sino en el Palacio de la Zarzuela. En el Palacio Real es donde realizan la recepción para jefes de estado y otros reyes.
Un dato curioso, es que en el incendio del anterior palacio se salvaron muchos cuadros, como “Las Meninas” gracias a los trabajadores del palacio que los tiraron por las ventanas para que no se quemaran. Y por eso se construyó este impresionante palacio posteriormente. 

Mercado San Miguel


El último mercado de paredes de vidrio con estructura metálica que queda en España. Un hermoso diseño declarado monumento de interés cultural. Tiene un gran tamaño y conserva ese aire familiar de los mercados. Mezcla agradable de compras, buena comida, cultura y entretenimiento. Podría pasarme horas visitando sus puestos y explorando todas sus propuestas. 
De todos los mercados de Madrid, te comento éste porque no es el típico mercado donde realizar la compra habitual, sino un centro de comida gourmet situado en un entorno espectacular. Claramente está diseñado para ser un tipo de mercado diferente.

Barrio de la Latina
Multicultural puro. El pulmón del teatro en Madrid.
Teatro de la Latina, el teatro de la ciudad por excelencia. Te voy a crear una duda, ¿el teatro tiene el nombre del barrio? ¿o el barrio el nombre del teatro? ¿Qué fue antes el huevo o la gallina? Ahí lo dejo…

El Rastro
Los domingos se llenan las calles de mercadillos y éste, el mercado de El Rastro es el más antiguo. Un caótico popurrí de puestos de ropa, antigüedades, bisutería y objetos de lo más extraño. El rastro es un mercadillo tamaño XXL, enorme y llenísimo de gente. 
¿Sabes porque el Rastro se llama así? 
Toda la calle de el Rastro es una gran cuesta, debajo de todo se encontraba pegado al río Manzanares, el antiguo matadero de Madrid, cuando subían todos los animales muertos a los mercados para poder vender la carne, subían arrastrando los cuerpos y dejaban siempre un rastro de sangre, de ahí el nombre. 
¡En el rastro de Madrid puedes encontrar cualquier cosa! ¡Te reto a intentarlo!
Es hora del aperitivo, ¡te lo has ganado!
La Casa de las Navajas, inmerso dentro de El Rastro. Prueba las navajas y las bravas para recuperar fuerzas. 

Barrio de las Letras
Uno de los barrios de tapas más típicos de Madrid, que se llama así por ese aire literario. Es el barrio donde más escritores y literatos han vivido en todo el mundo. Un barrio donde inspira sin duda. De hecho, queda claro viendo el nombre de las calles, Calle Lope de Vega, Calle Góngora, Calle de Cervantes…
Taberna la Dolores, todo el que venga a Madrid tiene que pasar obligatoriamente por la Dolores, en pleno Barrio de Huertas, o Barrio de las Letras. Pídete un matrimonio, una tapa de boquerones y anchoas servidas con patatas chips y aceitunas. A mi me encanta ponerme en la patata un boquerón y una anchoa, y probarlo todo junto. También te recomiendo los canapés de cabrales con anchoa.
Museo del Prado, uno de los museos más importantes del mundo, ubicado en el Paseo del Prado, donde están todos los museos. 

Barrio de Malasaña



Uno de los barrios más jóvenes y creativos de la ciudad desde los años ochenta. ¿Sabes que éste no es su nombre oficial? Realmente es el Barrio de Maravillas. Se empezó a llamar como lo conocemos actualmente por Manuela Malasaña. Fue una de las heroínas del levantamiento de 2 de mayo, era una bordadora que vivía por el barrio, pero en este artículo no te voy ha hablar sobre lo que ocurrió en 1808. Además, si no conoces lo que ocurrió, sé que lo buscaras en Google. 
Lo que me encanta de Malasaña es que, a pesar de ser un barrio de modernos, pervive esa esencia de lo tradicional, de lo antiguo.
Un ejemplo claro es la antigua farmacia o laboratorios Juanse, un local reconvertido en cafetería gourmet, manteniendo ese aire antiguo que me encanta. 
Así que puedes hacer parada en Juanse Café, es el sitio perfecto para tomar un café y un trozo de tarta.
Algo que no falta en Malasaña es el ambiente nocturno. Este barrio es sinónimo de fiesta, para muchos madrileños la noche transcurre aquí, primero de tapas, luego de cañas y después ¡de copas!
Gorila, ¡pídete un gin-tonic de fresa a mi salud en este bar de copas!

Paseo de la Castellana
Seis kilómetros de extensión desde la Plaza de Colón hasta el Nudo Norte. Es la arteria principal de Madrid. La Castellana presume de rascacielos. Tiene un museo de obras al aire libre, de Chillida, Miró,… 
Lo que me encanta de esta zona es que estando en pleno asfalto, en pleno tráfico, si te fijas y abres los ojos es esta ciudad hay de repente rincones que son como un pequeño bosque particular, ¡presta atención!

Parque del Oeste
Nos vamos de paseo por el parque del Oeste. Probablemente el lugar con las vistas más bellas de la ciudad. Es uno de los lugares más atractivos del centro de Madrid. El primer parque público que existió en la ciudad. Poco antes de la puesta de sol el parque se inunda de madrileños y turistas, debido a su ubicación el parque ofrece unas vistas únicas de Madrid. Desde aquí la ciudad se extiende ante tus ojos como un hermoso cuadro pintado por un artista de gran talento. 
Ermita de San Antonio de la Florida, desde el parque la puedes observar, conocida como “la Capilla Sixtina de Madrid”. Tiene unos frescos de Goya, que fueron revolucionarios para la época. 

Templo de Debod, ¡te sorprenderá! Un verdadero templo egipcio desmantelado y reconstruido en Madrid. Originalmente fue construido cerca de Asuán, en el Alto Egipto. Fue donado a España para evitar que quedara inundado tras la construcción de la gran presa de Asuán.

¡Unos lugares extra!

Freiduría de Gallinejas Embajadores 84, me apetecía que probaras algo de casquería, tienes que degustar las gallinejas y el zarajo. Que no te engañe ni el aspecto ni el nombre, confía en mí y ¡pruébalo!
Taberna de la Daniela, ¡parada indispensable! Para probar un o de los imprescindibles, los callos a la madrileña.
Cervecería José Luis, de Calle Serrano, cerca del Santiago Bernabéu, se sirve una de las mejores tortillas de patatas de la ciudad, ¡sin cebolla! 
¿Y tú, eres de tortilla de patatas con o sin cebolla?

Es imposible llegar a conocer Madrid en unos cuantos días. La ciudad ofrece tantos placeres que necesitamos tiempo y unos zapatos cómodos, y claro, en un artículo todo no te lo puedo mostrar. Así que, tienes que estar atento, que próximamente habrá más entregas de Madrid. 
Esta ciudad levanta tantas pasiones, que te atrapa y no te suelta. Madrid es una ciudad apasionante, vibrante y siempre, ¡siempre está despierta!
Te espero como siempre en el siguiente artículo, así que toma mi mano y ¡vámonos a recorrer el mundo!


Redacción. Aurora Ubiña

Comparte artículo:

7 comentarios :

  1. Hola. Me he quedado asombrada por las maravillosas fotos, parece que se está en la ciudad de Madrid. Se puede disfrutar de muchos detalles. Hace poco estuvo allí por trabajo, pero debo de regresar para descubrir cada rincón que ofrece. Con esta entrada me facilitar mucho para elegir qué visitar. Estupenda entrada. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, pensaba que conocía Madrid, pero me queda muchísimo por ver, leyendo y viendo las fotos de tu artículo me quedan zonas por visitar. Tengo que decir que me gusta Madrid, también he ido por ocio y por trabajo y en cualquiera de las visitas he visto algo nuevo por que en Madrid siempre hay algo nuevo que ver. Gran artículo y estupendas fotos. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas recomendaciones, es una ciudad en la que siempre descubres algo nuevo y tiene una oferta cultural muy amplia. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Aloha!
    Este post me va como anillo al dedo, porque estamos pensando en visitar a unos amigos y tenemos que pasar por Madrid. Mirar de quedarnos algún día más y poder visitar todos estos rincones que nos comentas.
    Mil gracias

    ResponderEliminar
  6. He visitado Madrid muchas veces y no me canso de volver, siempre hay algo que descubrir, me encanta, he visto la mayoría de museos, el palacio real, el templo de Debod. la puerta del sol y seguramente algún sitio más, como bien dices, para no aburrirse y muy dinámica, me han encantado las recomendaciones, espero volver más pronto que tarde.

    ResponderEliminar
  7. Madrid es un lugar maravilloso,, sus palacios y plazas me han dejado cautivado, me gustaría recorrer la ciudad entera alguna vez.

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados