ROMA ¡Museo a cielo abierto!


No creo que haya otro lugar en el mundo donde estén tan presentes siglos de historia. No hay duda de que la Ciudad Eterna es un museo a cielo abierto y te acelerará el corazón. Y que te puedo decir de sus maravillas gastronómicas. Sobre todo, acuérdate de lanzar una moneda, o varias, a la Fontana di Trevi. Tienes que ir de día y de noche. No te la puedes perder de noche, cuando está iluminada y a esas horas en que todo es calma y parece que las esculturas de la fuente quieren contarte tanta historia que tienen a sus espaldas. Yo me callaría para que ellas hablaran.

Roma es antigua, Roma es eterna, Roma es magnífica.

Es sabido que todos los caminos llevan a Roma. El mío, el que yo escogí para este viaje, fue a través de barco, desde el puerto de Barcelona hasta Civitavecchia, ciudad y puerto a 80 kms. de Roma. En este artículo te voy a contar mi primera parada de un viaje por Italia, donde además de su capital, visité la Toscana y Florencia, pero eso te lo cuento en los próximos. Quería vivirlo en mi propio coche, quería ver, descubrir y conocer todo lo que pudiera de esta zona que llevaba tanto tiempo soñando.

El viaje en barco fue toda una experiencia. Adivina que estuve haciendo gran parte de las horas que estaba en el mismo. ¡Sí! Seguía mirando mi ruta y el qué hacer… ¿Crees que me obsesiono demasiado? Es que no podía dejar de mirar todo lo que me esperaba por delante.

Conmigo tenía a la mejor de las compañías, llevaba a mi compañero de viaje preferido, él se encargó de subir el coche al barco y de ser un auténtico chófer de lujo, sobre todo por la parte de la Toscana, ya que condujo durante todo el viaje, para que no me perdiera ni un solo paisaje, y ningún detalle. Aunque no te negaré que repetía bastante “¡buff que calor!” “¡¿buff otra iglesia?! Que exagerado es a veces este chico, se calcula que en Roma hay unas 900 iglesias, tampoco son tantas, ¿no crees?

No te asustes, no te las voy a nombrar, o al menos, no todas…


Cómo no va a ser Roma uno de los lugares más mágicos del planeta, si la ciudad cuyo nombre escrito al revés significa amor. Así que aparca el coche y disfrútala caminando, pasea a orillas del río Tíber y también maravíllate en transporte público de la grandiosidad de sus monumentos. 

Roma, conocida también como la ciudad de las 7 colinas. Aunque en realidad tiene más, son 7 las más conocidas. Y es en ellas, uno de los lugares ideales para disfrutar de una puesta de sol irrepetible. También puedes disfrutar del atardecer desde el puente de Umberto I y te recomiendo que esperes a que enciendan el puente de Sant Ángelo.

Como siempre, te recomiendo que te informes en la oficina de Turismo una vez has llegado a la ciudad. Te recomendarán que opciones de transporte y bonos tienen, infórmate de la Roma Pass. También hacen reservas de museos etc. Aunque yo te recomendaría que realizaras desde casa, semanas antes de tu viaje, la reserva de al menos los Museos Vaticanos. Te puedes arriesgar a quedarte sin entrar.


Ya que he comenzado hablándote de Museos Vaticanos, solo te pediré una cosa de aquí, te parecerá extraño, pero ahí va, … disfruta de su salida, la Escalera Bramante, y hazte fotos. No digo más.

Y si vas en temporada alta y puedes, también avánzate y compra la de Coliseo, Foros Romanos y Palatino, éstos tres monumentos, es una única entrada aquí. Al estar en el Coliseo, es irremediable pensar como sería en tiempos de Julio Cesar ¿Qué se oiría aquí en aquella época? No pierdas de ir y siéntete como un gladiador mientras dure la visita.

Existe una tarjeta que se llama OMNIA CARD que contempla estos monumentos junto con los Museos Vaticanos, infórmate de las condiciones actualizadas antes de comprar las entradas, por si hay cambios desde que yo fui.

¿Conocemos Roma a fondo?

Pero primero, consigue una botella de agua y mientras disfrutas de la ciudad puedes rellenarla en cualquiera de sus refrescantes fuentes públicas. En Roma hay más de 2.000 fuentes conocidas como “narizotas” por la forma del conducto del que nunca deja de manar agua, para saciar la sed de vecinos y turistas. Dispones de fuentes hasta dentro de Coliseo.  

Trastevere, uno de los barrios más encantadores de Roma. Tienes que pasar por Via Piscinula y el callejón Viccolo della Torre. Visita la Basílica de Santa María de Trastevere, y si coincide que vas en agosto, decirte que el día 5 debes asistir a su lluvia de pétalos blancos.

Monti, es uno de los principales barrios de la ciudad. Tienes que ir a la Iglesia San Pietro in Vincoli, para ver El Moisés de Miguel Ángel. Tienes que pasar por Via Baccina y Via dei Neofiti.

Barrio Judío, uno de los más curiosos y pintorescos. Allí podrás ver una de las calles más bonitas, Via della Reginella. También Teatro Marcelo y ruinas templo de Apolo.


El Pantheon de Agripa, y su grandiosidad está ubicado en el centro de la Roma medieval. Uno de los monumentos más fascinantes por dentro y por fuera. Su cúpula es más grande que la del Vaticano. Y tiene un agujero de casi 9 metros. Pregúntate que pasa cuando llueve….

Plaza de España, allí encontrarás la Escalinata de la Trinitá de 134 escalones, que conecta la plaza con la Iglesia de la Trinidad dei Monti.

La Mirilla de la orden de Malta, la imagen más fascinante de la cúpula de San Pedro es desde aquí, tienes que subir la colina del Aventino y en la Plaza de los Caballeros de la Orden de Malta se encuentra la Mirilla.

Largo di Torre Argentina, lugar donde fue asesinado Julio César y en el que hoy una ONG protectora de gatitos cuida a casi un centenar. Si eres amante de los gatos, ves y curiosea por allí, y quién sabe, quizás te animas a apadrinar a un lindo gatito.


Boca de la verdad, no has estado en Roma, sino has dicho una mentira mientras metías la mano dentro, y descubres que ocurre... y aquí estoy, escribiendo el artículo con la mano que me quedó.

Piazza del Popolo, tienes que pasarte por la plaza y descubrir sus iglesias gemelas. Santa María in Montesanto y Santa María dei Miracoli.

Castillo de Sant’ Angelo, sobre río Tiber y puente homónimo. Te propongo un reto, tomar una foto a cada ángel del puente. ¿Aceptas?

Monte Mario, allí encontrarás el punto más alto de Roma, en Terraza “Lo Zodiaco”.

Parque de Villa Borghese, y su templo de Esculapio, maravilla.

Arco degli Acetani, pasadizo que sale de la Via del Peregrino y te llevará a un patio precioso. Uno de los rincones ocultos de la ciudad. Disfrútalo y guárdame el secreto.

Plaza del Capitolio, allí está la famosa loba capitolina, símbolo de la ciudad. Según la mitología romana amamantó a Rómulo y Remo, los dos hermanos que según la leyenda, fundaron Roma.

Terraza del Pincio, para disfrutar del atardecer.

Catacumbas de San Calixto, hay más de 60 catacumbas en Roma.


Las dos caras de la Fontana di Trevi, de día y de noche. Cambia totalmente. Algunos monumentos, no solo la Fontana, merece la pena volver de noche y admirarlos con su particular iluminación. Ya sabes lo del mito, si arrojas una moneda, volverás a Roma. Si arrojas dos monedas, encontrarás el amor. Si arrojas tres monedas, te casarás con la persona que conociste. Y si arrojas cuatro, ¡no arrojes cuatro! ¡Cómprate un delicioso helado con ellas! Yo lo haría.

Mercado de’ Fiori. Es uno de los lugares más animados de Roma. Me encanta recorrer los mercados locales. ¿Y a ti? Se encuentra al sur de Piazza Navona.

Piazza Navona, la plaza barroca más bonita de toda Roma. En el centro de ella se encuentra la Fuente de los Cuatro Ríos. Ya que estás allí tienes que comer tiramisú en uno de los dos lugares que ahora te cuento, que están cercanos a la plaza. O en los dos. Two Sizes y Mr 100 Tiramisú. Y hablando de comida, ….

¿Dónde comer en Roma? Boccato di cardinale…

La Casetta di Monti, bar precioso, es una casita con toda la fachada recubierta de plantas monísima. Está en Monti, un barrio precioso cerca del Coliseo, al lado de Vía dei Serpenti.

Tiepolo, restaurante en el centro que hace patatas al caliu rellenas de queso y otras delicias. Además, te encantarán sus precios.

Restaurante la Veranda, es el restaurante que aparece en la película italiana “La grande belleza” de Paolo Sorrentino. No te lo voy a recomendar para quedarte a comer por precio y calidad. Aunque sí para tomarte un café y disfrutar de las vistas y sus techos que están pintados por Pinturicchio, un pintor renacentista de renombre. Muy cerca del Vaticano.

L’oratorio Bistrot, al lado de pizza della repubblica. Es genial para comer o hacer el aperitivo en la terraza que tienen en el piso de arriba, repleto de flores. Una tienda de antigüedades muy autentica está también al lado, merece ser visitada.

Terrazza Les étoiles, hotel al lado del Vaticano con una terraza en la azotea en la que puedes tomar algo mientras disfrutas de las vistas panorámicas a toda Roma.

La Pratolina, pizzeria en Prati en la que hacen la masa a la manera antigua con un ventilador, ¿a que ya tienes curiosidad por probarla?

Salotto 42, es una coctelería al lado del Pantheon, 100% recomendable para tomar una copa, te va a encantar la decoración.


Gelateria La Romana, se dice, se comenta, que es la mejor heladería de la historia. Tienes que ir. No acepto un no por respuesta. Te ponen chocolate fundido en el cono y tienen 5 tipos de nata de pastelería para poner por encima. ¡Pruébalas todas! Buenísimo el gelato di biscotto y el de crema. Hay una en Via Cola di Rienzo y una al lado de Porta Pia en Via Venti Settembre.

Giulio Passami l’Olio, restaurante donde debes probar la pasta, al lado del bello castillo de Sant Angelo. Los platos estrella son la amatriciana y la pasta cacio e pepe con trufa.

Giacomelli, restaurante de pasta en el barrio del Vaticano. Muy bueno.

Eataly, está ubicado en Ostiense, un poco lejos del centro. Es un mercado, con varios restaurantes, donde puedes comprar, comer y disfrutar de su amplia oferta gastronómica. Yo no he estado, pero dicen que es algo diferente de ver y que se come muy bien, así que te lo tenía que recomendar.

Llegada el final de la tarde, a partir de las 5 o 6 pm, hay que entregarse al ritual del aperitivo. Es un momento que los romanos valoran mucho. Si tomas una copa en un bar te sirven comida de acompañamiento gratis. Normalmente será embutido con pizza blanca, como en Oratorio Bistrot o en la Casetta di Monti. Hay dos que son tipo buffet libre, si te apetece más:

Analemma Cafe, en Monti. Hay futbolín, buen ambiente, y el buffet libre que te he prometido.

Momart Restaurant Cafè, muy famoso, hay mucha gente y mucha comida en el buffet.

En el barrio de Trastevere, casi todos los bares también han adoptado la tradición del aperitivo. Otro motivo más para no perderte la ocasión de disfrutar de ese barrio.

Un buen italiano no perdona el café, es típico pedir un café espresso, un cappuccino y un café macchiato. No los tomes juntos, no vayas a quedarte sin dormir por tres días.

Tienes que ir a Caffè Sant’ Esutachio, uno de los mejores cafés de Roma. Sin discusión. Sigue el delicioso aroma que flota en la plaza para encontrarlo. Y tómate un espresso, a la italiana, en la barra y de un trago.


Me gustaría quedar contigo allí donde Gregory encontró a Audrey. Sabes que te hablo de los escalones de la Piazza di Spagna. Sólo queda acordar quién de los dos se hará el encontradizo.
Mientras tanto nos decidimos, te cuento donde te puedes hospedar en esta bella ciudad, a mí me encantó Yes Hotel, está situado en Termini, muy bien ubicado, a muy pocos metros de la estación, para llegar fácil a toda Roma. El desayuno buffet variado y buenísimo. Y la atención del personal exquisita, muy atentos todos. Sobre todo, el recepcionista, un lujo de persona, muy amable y todo detalle. Se que volveré a Roma y repetiré sin duda en este hotel.  Por eso te lo recomiendo, tanto si vas con pareja como con amigos.

He creado una lista de mis favoritos e imprescindibles de Roma en Google Maps, te paso el enlace aquí para que lo tengas a mano cuando lo necesites.

Estamos llegando al final del artículo, te voy a premiar con un par de lugares misteriosos, aptos solo para valientes y duros de espíritu. Tumba de San Pedro, tienes que realizar la reserva anticipada, solo dejan pasar a 250 personas por día. Dura la visita una hora y media y es fantástica. Cementerio de la Iglesia Santa Maria dell’Orazione e Morte en Via Giulia. Si eres un alma sensible abstente.

Viajar es maravilloso, disfrutas de sensaciones fuera de lo habitual y te obliga a confiar en desconocidos, quizás debido a que pierdes de vista lo familiar durante unos días. Y eso merece la pena disfrutarlo, sentirlo y verlo con ojos de turista, que siempre observa belleza donde otros ven rutina. Hay que comer con asombro, caminar sin prisa y despertar cada mañana con la ilusión de que nos depara un nuevo día en la ciudad que nos adopta de vacaciones.
Acompáñame en el siguiente artículo por la Toscana y te seguiré contando mi viaje por Italia.
Bajo el sol de la Toscana, te espero...





Redactora: Aurora Ubiña
Fotografías: Pinterest

NUESTRAS RECOMENDACIONES

14 comments

  1. Que bonita m parecio. Eso sí, no vuelvo en verano

    ResponderEliminar
  2. Pues queríamos viajar a Roma después del verano, y ha sido súper interesante, tomo buena nota.
    Contigo es como viajar allí, nos hacemos un viajecito? ❤️

    ResponderEliminar
  3. Yo visite Roma con mi madre hace unos años y lo pasamos genial, nos faltó trastevere pero eso lo dejamos para la próxima. 🥰

    ResponderEliminar
  4. Yo también quedé con una mano jajajaja pensar que es una alcantarilla. ��

    ResponderEliminar
  5. Dicen que todos los caminos llevan a Roma, ahora tú también, a mi por lo menos me has trasladado a esa hermosa ciudad, las fotos son preciosas y la descripción de lo que ver fantástica. Habrá que viajar a Roma. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. He visto hoy en televisión todos esos lugares en videos cortos y los mostraban vacios completamente por el cierre por el coronavirus e impresionaba una barbaridad.
    El Coliseo, la plaza del Vaticano, la fontana... todo completamente vacio.
    Daban ganas de estar allí y poder verlo con esa ausencia de ruido.
    Impresionante. Pero hay que ser coherentes y quedarse en casa.
    A ver si esto pasa pronto y podemos volver a visitar estos sitios tan bonitos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  8. Que bonita es Roma.
    Hace años que fui y después de leerte me faltaron tantas cosas!
    Creo que sólo estuvimos 2 noches en Roma, y con todo lo qué hay que ver.
    Te dré que regresar y usaré tu artículo como guía. Gracias

    ResponderEliminar
  9. Creo que me hiciste dar ganas de volver a Roma y recorrerla con mucho más detenimiento. Seré una eterna enamorada...

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa
    Solo he estado una vez en roma y me gustó tantísimo, es un lugar mágico y muy especial y como bien dices es una ciudad que rezuma arte
    Lástima todo lo que está pasando ahora mismo, creo que tardaré mucho en poder ir
    Un besazo

    ResponderEliminar
  11. Cuantos lugares hermosos hay para conocer en Roma, me fascina la historia de este ciudad y como fue en sus inicio, la historia de sus gobernantes y como llevaron al imperio a su más alto apogeo, espero conocerla algún día y poder quedarme un buen tiempo porque se necesita un poco de tiempo para recorrer todos esos lugares maravillosos.

    ResponderEliminar
  12. Sin duda es preciosa, me encantaría visitarla. Es un sueño para mi ir a Italia.
    Gracias por los tips y tan bellas fotos. Me apasiona la idea de estar en esos lugares con tanta historia, soy fan de sentir esa energía que vamos dejando los seres humanos a través del tiempo en los lugares que habitamos.

    ResponderEliminar
  13. Hola, Roma es una de las ciudades que más me gusta visitar, he estado varias veces y no puedo estar más de acuerdo con lo que dices, es un museo a cielo abierto! Las fotos que nos dejas, la hacen aun mas bonita de lo que recordaba, espero cuando todo esto pase poder volver de nuevo! besos

    ResponderEliminar
  14. Creía que conocía bastante bien la capital italiana, pero me has descubierto algunos lugares que no se marcan tanto en los mapas turísticos...Y ni hablar de las recomendaciones gastronómicas, vaya pinta tiene el helado, bss!

    ResponderEliminar