INGE LADD, Actriz y modelo publicitaria - ¡Una imagen no me define, lo que me define son mis acciones!


La actriz y modelo de publicidad Inge Ladd, es una mujer que transforma todos los conceptos. Nacida en Singapur, de madre alemana y padre británico; ha forjado su visión con cada una de las experiencias que ha vivido, las personas que han llegado a su vida y la conexión consigo misma.
Ella nos transmite su filosofía y esa forma de percibir todo cuanto la rodea, para ello nos transporta a diversas etapas de su vida.

Siempre quise ser bailarina, estudié desde los 9 hasta los 13 años, pero mi cuerpo cambió. Vengo de una familia corpulenta, una familia muy alta. Mi madre era más fina, mi hermana mayor y ella eran los bellezones de la casa y yo era “el patito feo”.
Mi padre quiso que yo me quedará a estudiar, él tenía suficiente con una modelo en casa. Mi hermana se fue para hacer su carrera en Londres y yo no pensaba llegar a este mundo.
Para mí, bailar era una manera de huir, porque siempre tenía la sensación de estar donde no quería estar; pero mi cuerpo iba cambiando y me dijeron que no podía continuar.
Decidí hacer claque, pero no era lo mío y luego decidí realizar musicales, siempre me gustaron; tenía muy buena voz, pero al actuar delante de una audiencia me cohibía…

Vidal Sassoon
Su pasión por la actuación era muy fuerte, sintió que podía dedicarse al performance por ser una mujer versátil y que se adapta a diversas situaciones.
Todo comenzó cuando era muy joven, aunque lo dejo de lado, volviendo con más fuerza a los cuarenta años.

Mi primera sesión fotográfica fue a los 23 años para Vidal Sassoon en Londres, fueron unas fotos por mi melena, porque era muy fotogénica.
Hacía algunas cosas de vez en cuando, no lo tomaba en serio, aunque lo de ser actriz siempre estuvo en mí, siempre fue uno de mis deseos, pero todo lo que quise hacer se quedó a un lado mientras estuve casada.

Recuerdo que mi primera Booker Josefina Manzano de Salvador Agency y una fotógrafa que conocí hace años, me hicieron unas fotos y me dijeron que podía hacer muchas cosas…

Inge Ladd es una mujer con una elegancia innata, desborda naturalidad y su fisonomía conquista la cámara. Pero lo que atrapa es su versatilidad y la química que genera al conocerla.

Me gusta cuando la gente te recuerda por tus acciones. La palabra es muy fácil y nos traiciona muchas veces. 
Tengo grandísima suerte de que la gente me trata bien y que cuenten conmigo para cualquier show.
En este trabajo sabes que no dejas de ser un producto y eso se encaja.

Gabriel Ponton
Para ella la esencia de una persona se transmite sin tantas frivolidades. Le han ofrecido diversos proyectos, pero siente que tiene que filtrarlos no solo por lo que puedan transmitir, también por su forma de ser.

¡No hago desnudos! Tengo mucho pudor y no es por ningún complejo; no lo hice con 22 años y no lo haré con 65.
Tengo un cuerpo muy cicatrizado por diversas circunstancias, pero hay una belleza porque mi cuerpo es una historia, me ha llevado hasta donde estoy ahora.
Pero mi cuerpo es mío, es algo muy íntimo, y no comprendo porque tengo que compartir eso. Mi esencia está en mi sonrisa, en mi espíritu, es mi alegría, yo comparto mucha alegría.
El tema de desnudos de mujeres mayores es una idea muy pasada de moda. 
Y la frase “aceptarnos tal y como somos” se está usando de una forma errónea, se está vendiendo una imagen que no es real, no se está dando a conocer todo lo que hay detrás de cada persona.

Durante el tiempo en el cual ha desarrollado su pasión, le ha tocado vivir experiencias buenas y no tan buenas, situaciones que le han llevado a vivir incomodidades, pero nunca ha dejado de lado su profesionalidad.

…Me llegaron a decir que estoy demasiado gorda. Algunas agencias indicaban que les gustaba mi imagen pero que no podían trabajar con mis tallas.
Ahora decido las cosas que voy a hacer y las que no, pero existen acciones que hacen que una se sienta muy mal y en estas situaciones es cuando la inseguridad suele presentarse.

Ken Wongyoukhong
Ella recuerda ir junto a su padre a un desfile militar, cuando tenía siete años y ver filas y filas de soldados; fue imagen muy importante en su vida, pero a la edad de los quince años, el asesinato de su padre marco su camino.
Maduro muy pronto por todo lo vivido, por el país donde nació, por los países donde tuvo que vivir y todo influyó, pero ella siente que su vida comenzó cuando decidió estar sola.

Perdí muchas cosas en mi camino por dedicarme a mis relaciones.  La mujer piensa que tiene que validarse por estar con un hombre y es lo contrario. Los hombres están hechos por la persona que tiene a su lado y normalmente es una mujer.
Soy una mujer, a la que no puedes tomar por hecho, tengo mucho aguante y doy mucho, pero si dejo de amar, no me suelo quedar.
Mi camino comenzó hace más de 20 años, cuando decidí empezar con el tatuaje y los piercings, tenía diamantes porque pensaba: ¡Si lo haces, hazlo con clase!
Cuando me separé con 38 años, me fui a vivir con mis dos hijos y comencé a trabajar, lo hacía todo por mí misma y sentía ser mi propia persona. Trabajé muy duro y siempre estuve involucrada a la moda.

Inge ha posado como modelo para revistas de moda como Vogue, Vain Magazine, Dreamingless, entre otras y participó en películas y series de televisión en el extranjero y en España.
Es una mujer con muchas vivencias que han hecho que no solo valore esos momentos con los profesionales con los que ha conectado, también con las mujeres que se sienten identificadas con ella.

En la actuación me gusta el drama; hice un papel de una paciente de Alzheimer, que estaba en una residencia, muy envejecida y mi hija no puede verla hasta ahora.
Me siento muy agradecida por todas las mujeres que me escriben. Estoy muy agradecida porque conectan conmigo.
A veces en los perfiles de las redes sociales, no se distingue lo real. Pero no hay “un estereotipo de Inge”.
Siempre existen los nervios, pero ahora con mi edad todo es diferente; ahora río mucho, me río de mí misma y siempre creo que puedo hacerlo mucho mejor.

Cayetano Gonzalez
Diferentes situaciones han reforzado su carácter, pero sobre todo cada persona que es parte de su mundo.

En la medida que yo he dado a la gente, he recibido 10 veces la cantidad y soy enormemente afortunada.
Estoy aquí a pesar de todo lo sucedido, con dos hijos y cuatro nietos que me adoran y piensan que soy la mejor yaya del mundo. Mis hijos son maravillosos, son muy sanos, son unos cerebros, han vivido con la locura de su madre...

Inge nos comenta que muchas veces las personas están solas en el mundo a causa de los egos, por los miedos a dar el primer paso, existe negatividad al decir las cosas y es necesario comunicar las sensaciones positivas.

La lección: ¡Trata bien a las personas, sé agradable con la gente!
Cuando alguien me ha gustado yo he ido hacía esa persona y se lo he dicho, aunque me rechazara, al menos lo he intentado, ¡Me he arriesgado! Y muchas mujeres se horrorizan ante eso.
La mejor cosa que puedo tener, es mostrarme como soy, si existen cosas que no se, pido ayuda y hay personas que tienen miedo a mostrarse vulnerables, tienen miedo a tener debilidades en todos los sentidos, ya no nos miramos a los ojos, ya no hablamos y es necesario dejar de quejarse porque eso es contagioso.

Es una profesional con diversos registros, muchos de esos trabajos los podemos admirar en las redes sociales. Ella considera que no le gusta tener una cuenta de Instagram que caiga en los estereotipos, busca transmitir lo real.
Y por todo cuanto ha mostrado, ha podido formar parte de proyectos fabulosos.

He participado en la campaña del Barcelona Bridal, hicimos los vídeos, había mucha diversidad. Ellos me vieron en otro vídeo que les encantó  por la fisonomía, por la energía que transmitía.
Yo cuando trabajo con un equipo, busco la naturalidad y autenticidad.
Es vital conectar con las personas y existen conexiones que agradezco cada día.

Miriam Cerezo

Las tragedias que ha vivido a nivel personal la han fortalecido y reconoce que era una persona con una forma distinta de ver y sus acciones no la llenaron de orgullo, pero esa persona no existe desde hace muchos años, ha aprendido a valorar y valorarse.

Mi padre me decía: “Créete, pero no te validez por la moneda que tienes en el bolsillo, sin embargo, sí por la sensación que sientes en tu alma.”
Cuando perdí todo, fue un golpe muy duro, todo cambio, pero mi cabeza jamás ha bajado, jamás he dejado de tener fe.
He decidido disfrutar, estoy aquí para disfrutar, me encanta la expresión en español: ¡Esto es una puta comedia!
Las personas ven que es muy fácil reírse de los demás y pregunto: ¿Cuándo lo harás de ti mismo? Ve a tu casa, ponte delante de un espejo grande totalmente desnuda, ríete de tu persona, ríete de donde estás y mírate.

Es muy consciente de que cada acción tiene una razón de ser y que todo cuanto ha decidido lo ha realizado con todos sus sentidos.

Hemos vivido en muchos países debido a la profesión de mi padre. Yo creo que fui a trece colegios distintos en Londres. Pero yo me propuse ser la mejor en todo, aunque no había nada que me interesará, solo el arte. Pero sabía que podía llegar a ser lo que soñaba y no perdía la fe en mis sueños.
Al final no se sabe si se cumplirán o no, porque todo es un proceso, pero hoy ¡Soy la mejor versión que hay de mí!
Mis pasos me han traído hasta aquí, nadie más, a pesar de todo lo que me ha sucedido en la vida, yo he tomado diversas decisiones para bien o para mal, pero donde yo estoy es mi decisión y nadie me ha obligado.
Soy una persona muy humana, porque creo en el ser humano, porque creo en mí. Tengo claro que: ¡Una imagen no me define, lo que me define son mis acciones!

Para Inge, una persona no puede vivir siempre recordando el pasado, es necesario centrarnos en el presente, realizando las acciones ya y viviendo conscientemente con todo lo que nos ofrece la naturaleza y cuanto nos rodea.

Los proyectos que tengo en mi mente pertenecen al futuro, el pensamiento es de ayer, pero vivo mucho el presente, no deposito mi buena fe en el mañana.

Sucede que el diálogo de hoy siempre corresponde a lo vivido ayer, siempre se dice: ¡Cuando ayer yo estuve…!, ¡cuando yo fui…!, ¡cuando yo era...!
El mañana no nos pertenece, solo pertenece a la naturaleza, ella es la única que estará aquí con o sin nosotros. Ella nos permite estar aquí y es una lástima que estemos abusando de ella.

Gabriel Ponton
Cuando desconecta, nos indica que le sirve para aplacar los demonios como el ego, la vanidad, le permite disfrutar de ella misma. Lo hace por su bienestar, siendo consciente de que si ella comparte tiene que estar bien.

Tengo suerte de vivir en la primera línea de mar, por las mañanas suelo despertar sobre las 6 de la mañana y salir a correr. Soy corredora, pero debido a unas intervenciones lo dejé y hace un año y medio tengo un entrenador que me ayuda muchísimo con el tema de musculatura y llevo un año volviendo a correr distancias de 8 a 9 kilómetros diarios.
Es mi conexión, al correr hago una especie de Forrest Gump, tengo libertad, tengo ganas de ir sin pensar a donde y cuando voy a parar, solo hasta que mi mente me dice: ¡Para!
Correr me sirve para estar conmigo misma, con mi voz interior y al final de todo cuando llego a casa; hay paz. Porque siempre tengo presente de que soy una representación de mi persona.

Inge ha tenido la oportunidad de coincidir con diversos profesionales, ha trabajado en campañas de moda y fotografías e importantes actividades publicitarias.
Pero reconoce que las personas con las cuales ha trabajado son las que han marcado su trayectoria profesional.

Existen grandes personajes para mí como la modelo Británica Twiggy, ella marco algo en este mundo que no lo ha hecho nadie más. Y mis actrices favoritas eran Betty Davis y Marlene Dietrich, me gustaba como actuaban.
¡Muchos me inspiraron! Pero yo me quedo con las personas de backstage, me quedo con el equipo que está detrás de estas personas que hacen que podamos hacer nuestro trabajo.

Recuerdo uno de mis últimos trabajos, donde la maquilladora me trato y trasmitió mucha ternura, donde el estilista, el cámara y el técnico, me demostraron tanta generosidad en un día en el cual el tiempo no era propicio, ellos hicieron a través de su trato que yo pudiera realizar un trabajo de diez.

Cayetano Gonzalez
Es una mujer que transmite una filosofía rica y es toda una experiencia descubrir su esencia.

Reconozco que una sonrisa y un saludo lo puede cambiar todo, que la calidad es la esencia.
Mis necesidades están cubiertas, ahora no necesito cosas como las necesitaba antes y viviendo con menos es mucho más.

Definitivamente es una mujer inspiradora, una mujer que derrocha clase y elegancia, pero sobre todo cercanía. Es fácil conectar con ella y descubrir esa revolución llama Inge Ladd.







Entrevista realizada por Karina Casquero Ch.
Imágenes cedidas por Inge Ladd
Imagen de portada. Daniel Espinola

Comparte artículo:

12 comentarios :

  1. Me encantan estas entrevistas aprendo mucho, y sobre todo si son mujeres, independientes y fuertes!
    Me ha enganchado hasta la última palabra ❤️

    ResponderEliminar
  2. Lo de saber reirse de unos mismo es muy importante y creo que es algo que se consigue con la edad. Cuando se es joven todo nos da verguenza pero luego con el paso de los años aprendes a dejar la verguenza de lado y hacer y decir lo que te da la gana.
    Lo que queremos ser de niñas muchas veces se ve truncado por la vida, en su caso fue por el cambio físico pero hay tantas cosas que afectan que nunca se sabe donde nos llevará el destino.
    Ella empezó lo que la gustaba a los 40 cuando supuestamente ya no se cambia...

    ResponderEliminar
  3. Hola. Me gusta mucho que con las tragedias a nivel personal le ha fortalecido, eso dice mucho de su persona; fuerte, decidida y segura de si misma. Que suerte vivir en tantos lugares del mundo. Me ha encantado y descubrir a una mujer tan inspiradora, muy elegante. Estupenda entrada. Saludo.

    ResponderEliminar
  4. Adoro las entrevistas que hacen y descubrir mujeres tan maravillosas, que guapa es ella. El porte que tiene impone sin duda. Me gusta la forma en la que habla de sus hijos y estoy segura que es una mujer muy culta con una vida muy intensa.
    Me cae mejor después de ver su foto con el tatuaje en el brazo ;)
    Gracias por permitirnos conocerla mejor.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho cuando las personas cuentan su historia, a veces solo vemos rostros sin saber mas y con esta entrevista nos has descubierto a una mujer maravillosa, que ha luchado y se ha mantenido firme. Fantástico. Un saludo y mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa
    Wow tengo que confesar que aunque había visto fotos de esta mujer no sabía quien era y ahora veo que Inge ladd es una persona super completa, cuanto talento tiene!
    Me ha gustado poder conocerla y conocer su historia!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Holaa
    Estoy totalmente de acuerdo contigo en que es una mujer inspiradora! Leyendo tu post me emocionaba lo fuerte que la ha hecho la vida. La belleza natural y la luz que irradia es espectacular.
    Me ha encantado saber un poco más sobre ella.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Me he enamorado de esta mujer, en serio.
    Ya no solo por la belleza y elegancia innata que desprende, sino por el fondo, su fondo, lleno de pilares con unos principios, como bien dices, inspiradores.
    Me quedo con tantas y tantas cosas de las que nos habla, como por ejemplo lo de las cosas que se pierden por el camino cuando dedicamos tiempo a esas relaciones que no tienen futuro y mucho menos amor, que los cuerpos son historia, y como no, que la mejor cosa que podemos hacer es mostrarnos como somos.
    Por cierto, fan mil de tatto que lleva.
    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla de mujer, que espíritu juvenil transmite en sus fotos. Me ha parecido espectacular las fotos.
    me encanta la historia que nos dejas sobre ella, el amor como siempre es protagonista en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  10. No conocía a Inge, pero como siempre a la altura de esta sección de profesionales que inspiran. Además se conserva super bien, pero no me extraña con sus rutinas, bss!

    ResponderEliminar
  11. Hola;
    Yo soy de los afortunados que ha tenido la oportunidad de trabajar con Inge y aunque no conocía del todo su vida personal, si doy fe de la gran persona que es, tanto a nivel profesional como personal. Sin duda trabajar con ella es aprender aspectos que pocos conocen, su inteligencia, su sentido de profesionalidad, calidad artística, humanidad, dedicación, inventiva etc.etc. tardaría demasiado en exaltar sus grandes cuyalidades. Solo decir que espero volver a trabajar con ella y disfrutar de esos momentos, que son los buenos que viviré en mi profesión, que es la suya. Gracias Inge.......

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados