ÁMSTERDAM, mucho más que un Coffee Shop


Ámsterdam ha sido, es y será un destino muy reclamado por muchos jóvenes, todos sabemos por qué, ¿verdad?
Pero para mí es mucho más que un Coffee shop y también más que un escaparate en el Barrio Rojo.
Hace un año estuve por primera vez en la ciudad, y no descarto volver muchas más veces. Obvio estuve en un Coffee shop, ¡había que vivir la experiencia! y me paseé por el barrio rojo sin dejarme detalle. Aunque ésta es solo una cara de la ciudad, la más conocida, y por suerte no es la única. Yo te quiero contar la otra cara que para mí es mucho más interesante, moderna, bohemia y romántica, ¡sí! ¡He dicho romántica! ¿Te sorprende?

Éste viaje fue un regalo sorpresa que le hice a mi novio, que era un destino deseado para él. Y la sorpresa me la llevé yo, enamorándome de su ciudad en solo 3 días.
La aventura comenzaba con una nota para él diciéndole que hiciera la maleta, que la vida le sonreía y le esperaba una sorpresa en algún destino del mundo. Podía ser un lugar lejano o ir al terreno de sus tíos en Avinyonet. Me miró un poco raro, todavía no entiendo por qué. ¿Tú qué opinas? Pasaron dos días desde la nota. Su cumpleaños coincidió en miércoles. Hasta que no llegamos al aeropuerto el viernes no supo el destino, lo sabía todo el mundo menos él. Tuve bastantes aliados, nuestra familia, amigos y todos sus compañeros de su trabajo, ya que contacté con su oficina para pedir, sin que él lo supiera, un día de vacaciones para alargar el fin de semana. Teníamos a todo el mundo expectantes, de ver si le gustaría o no. En el aeropuerto supo, que el lunes no trabajaría, no se creía como me organicé para solicitar en su nombre un día. Pero no me enredo más y te cuento nuestros días en Ámsterdam

¿Dónde alojarse?


Te contaré donde nos alojamos, porque volvería mil veces, por su localización, para mí en uno de los barrios más bonitos de la ciudad, una zona muy tranquila totalmente opuesta a lo que es el Red Light District. También por la atención de su personal, porque es como si estuvieras en tu casa, tu casa de Ámsterdam. Además, durante todo el día tienen a tu disposición agua, agua de sabores, café, infusiones, crema de manos (¡Si, leíste bien, crema de manos, nunca me las hidraté tanto!), … detalles que tienen incluido en tarifa. Si hace un día lluvioso, te prestan paraguas. Y te regalan una botellita de agua que puedes ir rellenando, para que puedas llevártela a descubrir la ciudad.


Ya has hecho el check in, y has descubierto las instalaciones de Mr. Jordaan. Ahora nos vamos a una oficina de Turismo y nos informamos de los pases de transporte y de museos. Hay varias opciones, dependiendo de tus necesidades y tiempo que estés disfrutando de la ciudad.

Ámsterdam acoge una combinación fascinante de obras arquitectónicas compuesta por canales del siglo XVII, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Así que tienes que comprar billetes de bus y bote turísticos hop on hop off, es la mejor manera de observar la ciudad, sus barrios y canales, una buena aproximación a la capital holandesa, y escucharás en tu idioma las curiosidades de cada edificio y lugar turístico. ¿Sabías que aquí encontrarás la casa con la fachada más estrecha del mundo?

Una vez has utilizado los ambos tours, tanto en bus como en bote, la mejor manera de trasladarse es mediante tranvía y seguir conociendo sus barrios y su esencia. O incluso si te animas a alquilar una bicicleta.


¿Qué tienes que descubrir?

Emociónate al visitar la casa de Ana Frank. Es inevitable conmoverse con la extrema sobriedad del lugar, donde permaneció oculta junto a su familia antes de ser deportada. Tienes que reservar tu entrada con tiempo, ya es uno de los principales reclamos de la ciudad.
Camina por Dam Square, el centro histórico de Ámsterdam. Aquí además de mucha gente y espectáculos callejeros, encontrarás el palacio real, el museo de cera Madame Tussaud, la iglesia de Nieuwe y el monumento nacional, obelisco construido en homenaje a los caídos en la II Guerra Mundial.
Heineken experience, he de reconocer que fue lo primero que visité al llegar la ciudad, para contentar a mi novio, y me gustó muchísimo este tour, a pesar de que he de resaltar que no me gusta la cerveza (no me odiéis por esta confesión). Al final de la visita te invitaban a 2 consumiciones por persona, mi novio se tuvo que tomar las 4, así que comenzó conociendo Ámsterdam muy alegremente.

Ya estás hambriento; ¿Hablamos de qué saborear y dónde? o ¿simplemente hacer una pausa para recargar energía?


Tengo que mencionar en primer lugar, The Avocado Show, nos encantó, y que no lo tenga en mi ciudad, me apena.
¡Te encantará la comida! ¡Si te gusta el aguacate, claro! Por su nombre habrás notado que es el ingrediente estrella, que utilizan de forma ingeniosamente funcional, para las hamburguesas utilizan este fruto en lugar de pan.
Tienen platos deliciosos e instagrameables, y los locales son maravillosos. De verdad no te arrepentirás, hay tres localizaciones en Ámsterdam, te las dejo aquí. Una de ellas de comida para llevar. Y después de mi visita abrieron otro en Bruselas, no pierdo la esperanza que algún día lleguen a Barcelona.
Si quieres probar una cervecería artesanal y embutidos de calidad, debes visitar Brouwerij’t IJ
Si te apetece una jenever, ginebra holandesa, debes ir a Wynand Fockink o en De Blauwe Parade.
Degusta un suave arenque, o un sándwich de anguila, gambas o de salmón, en la barra de un quiosco. Los quioscos de pescado son una parte fundamental de la oferta gastronómica de la ciudad. En el centro se encuentran en todas partes y especialmente junto a los canales. Por cierto, el 31 de mayo celebran la fiesta del arenque, es el comienzo de temporada de pesca y da pie a esta fiesta.
Un sitio muy popular para comer pancakes es una cadena de locales con nombre homónimo, que tiene varias localizaciones en la ciudad, te facilito la web para que te aproximes a la que más te convenga o ¡Las visites todas! Aquí. Una de ellas está cerca de la casa de Ana Frank. Aunque encontrarás más lugares donde comer esta delicia, que ya no tiene porqué ser para desayunar, esta cadena es de las favoritas, puedes ver su cuenta de Instagram para abrir boca, Pancakes!

Hay que hacer una parada obligatoria en La Pompadour, una pastelería y chocolatería muy reclamada, ¡Date un capricho!


No te puedes ir de Ámsterdam sin probar los Stropwafels. Dulce típico holandés; galletita rellena de caramelo con un toque de canela. Están buenísimas y calentitas con su caramelo derretido aún más. Los holandeses por lo general comen un stroppwafel después de la cena, junto con el café. ¡Yo los comía a todas horas! Los puedes encontrar en cualquier parte, una dirección sería Firma Stroop.

¿Seguimos conociendo un poquito más de Ámsterdam?

A parte de museos conocidos mundialmente, muchos ni los he mencionado, ya los conoces, el Barrio Rojo y Coffee Shops, ya que visitarás sin lugar a duda, ahora te recomiendo que te alejes de las zonas turísticas para conocer el otro lado de la ciudad.
Te recomiendo visites los mercados locales, uno que te encantará, es Noordermarkt
Adéntrate en la naturaleza en el Vondelpark, un lugar para tomar aliento antes, o después de visitar los grandes museos.
Comprueba que Holanda es el país del queso, con permiso de Francia y Suiza. Para los amantes del queso es obligatorio pasarse por De Kaaskamer, una quesería adepta del slow food. Y pásate también por Amterdam Cheese Museum, este museo y tienda, es sin duda, la panacea para los fanáticos del queso, y ésta muy cerca de la casa de Ana Frank.
Te hablaré de un museo peculiar, Ripley’s Believe or not, es el hogar de una colección enorme y bizarra, y tan increíble como única, y aunque tú no te lo creas todo en Ripley’s es verdad. ¿Te animas a comprobarlo?

Ámsterdam de noche.


¡Si! Llegada la noche, creo que es momento de visitar el Barrio Rojo, y ver de cerca sus provocadoras tiendas de artículos fetiche, espectáculos, cafés llenos de humo, y por supuesto, mujeres con lencería fosforito que te invitan desde una ventana carmesí.

Aunque no es el único barrio o actividad nocturna en la ciudad. Se puede cenar con vistas al canal en De Belhamel y luego pasear por Jordaan. En Noord hay algunos locales nocturnos fantásticos. Tomar algo en la terraza del De Ysbreeker, contemplando el animado río lleno de casas flotantes.

En cualquier caso, piérdete tanto en ésta como en cada ciudad, y no sigas mis consejos, ese es mi mayor consejo. ¿Contradictorio? No lo creas. Solo debes seguir tu instinto y tu curiosidad, hay tantas rutas como personas visitan cada ciudad. Y tú debes seguir la tuya. Pero sobre todo cuéntame tu experiencia en la ciudad, tengo ganas de saber que viste, que comiste, donde fuiste, y por qué no, algún tip que se me haya escapado, que ayudará a todos nuestros lectores. Sería muy bonito tener nuestra comunidad para ayudarnos con consejos entre nosotros, ¿no crees?

Acompáñame en el siguiente artículo a París. Un lugar para soñar y encontrarse. Cuando uno se pierde, debe volver y allí estaré, esperándote.



Redactora: Aurora Ubiña
Fotografías: Pinterest

NUESTRAS RECOMENDACIONES

12 comments

  1. que maravilla de posy y q ganas tengo de poder volver a viajar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras!Que nunca se nos agote la ilusión de viajar!

      Eliminar
  2. Maravilloso post! Nos has transportado. Me apunto todas las recomendaciones ;)

    ResponderEliminar
  3. Me quedo con muchas ganas de visitar Amsterdam, leyéndote era como vivir el viaje contigo.
    Es una ciudad que me llama mucho, sobretodo por Ana Frank!
    Así que tomo buena nota de tus consejos, y me apunto todo, para mi futuro viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que alegría que vivieras el artículo como si estuvieras conmigo

      Eliminar
  4. Ahora tengo más ganas de visitar Amsterdam!
    Gracias por el post! Ya sabemos el próximo destino ? ✈️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Tendrás que contar a tu vuelta como te fue.

      Eliminar
  5. Me encantó Amsterdam...te espero en París!������������

    ResponderEliminar
  6. Es uno de los destinos que están en mente y no descarto "no hacerte caso" ;))

    ResponderEliminar