DISEÑADOR ANTHONY SÁNCHEZ - ¡UNO TIENE QUE VALORAR A LA PERSONA, TIENE QUE VALORAR LA ESENCIA DE LA HUMANIDAD!

lunes, diciembre 09, 2019


“La elegancia es tener una mente curiosa, eso es ser una persona elegante y luego vienen los complementos”

Es una frase que define parte de la esencia del Diseñador Anthony Sánchez, artista nacido en El Vigía, una ciudad del estado de Mérida en Venezuela. Una zona de pura naturaleza donde un pequeño soñador lleno de inquietudes sentía la necesidad de volar. Él vivió rodeado de una familia numerosa y esa riqueza humana ha forjado en gran parte todo lo que representa.

Veía a mi abuela coser con la máquina Singer, yo estaba en el suelo haciendo mis deberes y veía como ella movía los pies mientras cosía…
En mi niñez siempre me gusto lo fino y aunque lo que me rodeaba era muy rústico; detalle que se ha plasmado en mis diseños; sabía que no podía estar ahí, yo quería salir. 
Recuerdo que cuando teníamos visitas trataba de escuchar y me quedaba con lo que ellos contaban. 
Durante toda mi niñez yo acompañaba a mi abuela, me iba con ella y creo que por eso mi mamá ya estaba acostumbrada a verme fuera de casa.
Aunque todos querían que fuéramos militares, yo tenía miedo, para mí eso era algo muy rudo. Luego me quisieron enviar a Cuba y yo no quería, porque sentía que perdería mi libertad.

Fue el único que salió de la casa familiar, su anhelo por conocer más mundo lo llevó a otra ciudad de Venezuela en la cual estudió magisterio en una universidad militar durante un año, pero fue ahí cuando una profesora le dijo que no era lo suyo y terminó por irse a Caracas donde comenzó sus estudios en una escuela y agencia de modelos.

Realicé varios trabajos como modelo profesional, hice presentaciones en showrooms, participé en desfiles para varias marcas. En ese momento me encontraba del otro lado, no conocía nada de los entresijos que existían detrás de la moda. 


Anthony siempre fue una persona ávida por el aprendizaje, tanto era su sed de conocimiento que también se dedicó a la música, la pintura y mientras realizaba su paso por el modelaje, decidió estudiar Drenaje linfático manual y reflexología.
Pero después de un tiempo cerró el ciclo en Venezuela y decidió irse a vivir a Euskadi por amor y comenzar un nuevo camino que estuviera relación con sus actividades en Venezuela.

Me presenté a la universidad pero no pude ingresar, me aconsejaron estudiar en un instituto por dos grados y de ahí pasar a la universidad a estudiar lo que quisiera. Fue así como estudié Programación de la producción y la fabricación mecánica, con un curso de arranque de viruta.
Al graduarme a los veinte días ya me encontraba trabajando en una empresa de mecanizado durante cuatro años, nosotros nos encargábamos de hacer el ala del Airbus 380, trabajábamos para el sector de automoción y el sector aeronáutico, yo soy técnico operario de máquinas y herramientas de control numérico.
Recuerdo ir durante el día con un buzo lleno de grasa y nadie me relaciona con ello en la actualidad.

Pasado el tiempo nace la Escuela de Alta Costura Javier Barroeta y es su compañero quien lo motiva y realiza las gestiones para que él pueda estudiar. Ahí comienza a escribir una nueva historia que ha generado grandes cambios en su vida personal y profesional.

El primer día de clases me estallaba la cabeza de ideas, comenzamos a trabajar en un maniquí. Yo a día de hoy recomiendo que estudien en una escuela donde te enseñen a realizar patrones, a ver las telas, a coser, a poder armar piezas, todo para que tu creatividad sea más natural.
Todo eso me ha servido por que todo lo que hago esta relacionado con la industria, al metal, a la chatarra que salía y eso se refleja en el proceso de inspiración de una prenda; mezclo los cortes, los cruces, el porque de los colores, es un proceso muy largo. 
Hoy en día lo que hago es realizar diferentes mezclas de tejidos naturales que me encantan, como los algodones, las sedas…


Al terminar los estudios decidimos dar la vuelta al mundo, visitamos Sidney, Hawai, Nueva York. Fueron muchas horas de vuelo y pocos días en cada país y cuando llegamos a Barcelona dije que quería quedarme en esta ciudad y me fui con esa idea. Para mí este viaje fue un crecimiento personal muy grande.
Como vivía en Bilbao ya buscaba otra motivación, quería que la moda me aportará otras cosas diferentes y así comenzamos a encaminarnos y aquí estamos.

Su familia siempre lo apoyaron e incentivaron a que estudiará, por eso siempre se involucró en diversas disciplinas como la música y la pintura, recuerda que a los quince años, hacía cuadros con unas tejas a las cuales les daba un alto relieve y así las imágenes tenían un efecto diferente. Para Anthony el conocimiento es la mejor herramienta, es vital.

¡Es importante tener una mente inquieta, es importante el conocimiento, el conocimiento no pesa! La educación se encuentra establecida bajo un patrón, bajo unos libros y en el sector artístico no lo recomiendo.
Un artista crea desde el alma, la mente y el corazón. Un diseñador de alta costura crea una tendencia.
Cuando yo me siento, cojo un tejido, comienzo a cortar, yo trabajo sobre el maniquí; el tejido tiene un lenguaje y me gusta escucharlo.
Soy una persona a quien le gusta escuchar por que todos me aportan algo y aunque tenga una memoria muy mala es muy selectiva.


Anthony Sánchez es un diseñador de una sensibilidad abrumadora, su inspiración abarca mucho más que las estructuras que lo seducen de Barcelona y que lo conquistan al caminar lo cual despeja la mente del creativo.

Cuando me dicen: ¿Cómo tengo que ir vestida? No entiendo la pregunta, porque lo que lleves y te haga sentir segura y cómoda, te hará ver estupenda. En mi casa no hay tallas, cada cuerpo es diferente, cada cuerpo es una obra de arte.
Yo hago prendas para que las personas tengan conocimientos y valoren el trabajo, si es bonito o feo, si se lo pondrían o no, ya es algo subjetivo. ¡No busco que todo sea igual, porque el cuerpo no lo es, me gusta que sea diferente!

¡Uno tiene que valorar a la persona, tiene que valorar la esencia de la humanidad!

Anthony comparte uno de los momentos de inflexión en los cuales se dio cuenta de que era necesario un cambio en su vida.

Cuando trabajaba en la empresa, comencé a sentirme como en una cárcel, un día conté las veces que veía el reloj para irme a casa y fueron demasiadas que hasta perdí la cuenta y eso lo puede entender una persona creativa que no quiere que le corten las alas.
Mentalmente estaba agotado, cansado, no aguantaba más y fue cuando decidí irme.
Ahora mi mayor crecimiento es lo que estoy haciendo en mi atelier, conmigo mismo. ¡Nací para ser como yo soy y muestro lo que yo soy!

Es un admirador del trabajo y de los diferentes estilos y todo lo que implica cada colección. Para él todos sus compañeros creativos no son una competencia, por que siente que existe una hermandad entre todos y que todos aportan algo.

Siempre vamos a ser un aprendiz de la vida, nos moriremos sin sentir del todo el sentido de la vida y más aún cuando a veces la complicamos. La vida es muy complicada y no debemos complicarla más.


Recuerda con mucha ilusión la primera vez que expuso una prenda, era una pieza hecha totalmente a mano.

¡Me emocioné mucho! Ese vestido transmitía todo lo que era la naturaleza, la diversidad y yo quería que se viera en un showroom. Han realizado sesiones fotográficas, ha estado en galerías; ese vestido tiene historia y seguirá haciendo historia y es parte de la casa.

Yo hago prendas únicas, es más yo entrego un certificado que indica que son piezas únicas y dependiendo de la pieza se entrega una placa que se introducen en la prenda; es como una etiqueta.
Personalmente no puedo hacer dos piezas iguales, no me veo haciendo lo mismo. Trabajo con materiales nobles pero con mucho mimo y siempre aunque sean cortes ligeros siempre trato de darle un toque de alta costura.

Él siente admiración por diversos creativos que han marcado un antes y un después en el mundo de la moda. Cada uno con la esencia que los ha convertido en artistas únicos.

El primero ha sido y será siempre Cristóbal Balenciaga; un maestro de maestros, he visitado el museo Balenciaga en Italia donde tiene un trabajo impecable y único. Por otro lado Christian Dior me gusta y lo admiro, me gustó la época dorada de Dior que lo llevo John Galliano, me gustó la época de Yves Saint Laurent. Hoy en día no me inspiran pero lo que hago es admirarlos.

¡El ser humano tiene que ser libre, no podemos tener ataduras!


¿Qué te ha brindado el mundo de la moda?

Muchas cosas; entender que la sociedad no está muy bien, que hay muchas personas necesitadas en todos los ámbitos de la vida.
La moda me ha hecho entender lo que hay en el mundo, al salir de la cárcel en la que me encontraba, me permitió ver más allá. Yo estaba ciego, es muy duro no haberme dado cuenta de tantas cosas.

Es un creativo que esta en constante aprendizaje, ha evolucionado con cada cambio realizado en su vida y eso le ha llevado a salir de las zonas de confort y arriesgar sin miedo al fracaso.

Uno tiene que saber que hay mucho trabajo, tienes que estar mentalizado. Todo el mundo dice: ¡Lucha por tus sueños! Pero las personas no hablan de lo que hay detrás, las personas tienen que estar centradas, sanar muchas cosas para poder avanzar.
Tienes que estudiarte a ti mismo; todos tenemos vivencias que nos han marcado y tenemos que dejarlas fluir.
Sabemos que existen muchos prejuicios a nivel general, ¿De dónde eres?, ¿Quién eres?, ¿Qué orientación tienes?, ¿Por qué eres alto o bajo?; siempre hay prejuicios, hay que sanarse de todo eso y tratar de ser libres.
Yo he comenzado desde cero, he sufrido muchas cosas, como el bullying en el colegio y diversas situaciones pero para estar donde estoy he tenido que curar todo eso y así poder seguir creciendo y avanzar.
Recuerda: ¡Tú mismo te pones los límites! Todo te llega pero para conseguirlo tenemos que tener salud, ¡La riqueza es la salud!


Anthony Sánchez ha participado en el evento de alta costura y el sector de lujo OH la la! Barcelona, el cual le ha llenado de mucha ilusión y ha sido una experiencia inolvidable. Entre sus futuros proyectos tiene actividades internacionales entre América y Asía y la creación de una colección que encierra toda la esencia de su firma.

Estamos trabajando en una colección en la que quiero aportar algo y que las personas se identifiquen, sepan la realidad del cuerpo, sepan que no existen tallas ni alturas, que lo que existe es la belleza, la esencia del ser humano y la esencia de nuestra casa.

Y conociendo la esencia de la firma, ¿Cuál es la esencia de Anthony Sánchez?

Es ver las cosas de una manera natural y no querer complicarlas.

¿Cambiarías algo?

Yo creo que nada, porque me gusta ser lo que yo soy, si volviera a nacer no cambiaría nada, porque me ha costado años aceptarme y no tiene sentido cambiar algo… ¡Hay que estar seguro de uno mismo!

Ha sido toda una experiencia conocer su visión y como los cambios de su vida lo han encaminado hacía aquello para lo cual nació.




Entrevista realizada por Karina Casquero Ch.
Imágenes cedidas por Anthony Sanchez.
www.anthonysanchezhc.com

5 comentarios

  1. Definitivamente un prodigio de la moda . Me fascina

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante este artículo! Es fascinante leer sobre los comienzos de un talento - sobre todo, como forjan su personalidad y carácter a tan temprana edad. No conocía a este diseñador, pero mantendre los ojos abiertos de ahora en adelante. Sin duda su afinidad por los fino, se refleja en sus diseños... muy finos!

    ResponderEliminar
  3. Es fascinante saber todo esto, conocer a cerca de sus inicios, las luchas que han dado, lo que les forjó su camino, nos llevaste a la esencia de este diseñador, nos mostraste tu alma su ser, dejamos de ver la belleza de las prendas, para ver la belleza de lo que las inspira....

    ResponderEliminar
  4. Es un claro ejemplo de que si se quiere se puede.
    El viniendo de una casa humilde ha querido triunfar y salir de ese lugar con ropas rudas y la vida dura del ejercito, y con esfuerzo y un poco de estilo y ganas se puede llegar.

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa
    Cuanto aprendo con tu blog, es genial pasarme por aquí y descubrir personas como estas
    No conocía a Anthony Sanchez pero me parece un artista muy interesante, y coincido con la importancia de tener una mente inquieta
    Un besazo

    ResponderEliminar