Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser: '...el miedo es un reto y el reto hay que superarlo, el miedo es una alarma de nuestro cuerpo que nos sirve para defendernos, para protegernos de muchas cosas, ¡pero no para ser su esclavo!'

Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser

Con más de treinta años en el sector de la moda, el diseñador Juan Carlos Mesa, director creativo de las firmas Maison Mesa y Ángel Schlesser; comparte sus experiencias, aquellas que han forjado su visión y que han enriquecido su filosofía creativa.

¡Soñaba con ser diseñador de moda! Eso me viene de casta, mi madre era modista, mi abuela era modista y yo desde pequeño ya era muy fan de los desfiles de moda… Imagínate que desde los 7, 8 años, siempre me llamó la atención la estética, pero la estética muy potente. Por ejemplo; veía “Blanca Nieves” y me parecía horrenda, veía a la madrastra y me parecía divina porque llevaba un ‘lookazo’ y siempre he tenido esa tendencia. En los 80s era muy de ese tipo de imagen exagerada y llevada al extremo.

Entre las pasiones del diseñador, se encuentran la pintura y el dibujo; disciplinas que estudió, también nos menciona la historia del arte y de su pasión por la enseñanza. 

Nos comenta que siempre fue un niño de estar en casa y que la hiperactividad llegó cuando entró a la adolescencia.

De pequeño era vaguísimo, mi madre me decía: ¡Sal a la calle a jugar un poquito! Pero a mí me encantaba estar al lado suyo; hilvanando agujas, jugando con los retazos de telas, jugaba recostado en el suelo con mis muñecos y mis coches, era muy tranquilo.

Veía muchas películas en la televisión, y a veces salía a jugar con los amigos del barrio, de pequeño vivía en Canillejas y luego nos fuimos a vivir a Torrejón, son barrios muy populares, muy humildes…

El diseñador Juan Carlos Mesa, proviene de una familia numerosa, una familia del cual se siente muy orgulloso.

…Para mí ha sido maravilloso, estoy infinitamente agradecido de haber tenido una infancia maravillosa por suerte, de tener una familia fantástica, tener unos padres increíbles y unos hermanos estupendos todos.

Nos comenta que cuando decidió estudiar moda, que era a lo que se dedicaba su familia, no fue del agrado de su madre; ella quería protegerlo de todo lo duro que era trabajar en esa profesión, pero aun así se arriesgó, logrando al final que ella se sintiera feliz con su decisión.

Mi madre decía: ¡Esto es un horror! ¡Dedícate a otra cosa! Aunque sea descarga camiones, cualquier cosa mejor que hacer esto, ¿no ves lo que se sufre?, ¿no lo ves en casa? te dejas la piel y no da el beneficio que se quiere…

La verdad es que ella se llevó un disgusto cuando le dije que estudiaría moda, no le hizo nada de gracia, pero era algo que yo no lo podía evitar, me lo pedía el cuerpo… Yo creo que ella se quedó satisfecha y contenta cuando entré a trabajar en Delpozo, ahí vio que tenía una salida.


Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Kristen Wicce

Mesa indica que todos los trabajos de pasión requieren un esfuerzo muy grande y una lucha constante y que muchas veces las personas suelen percibir de una forma muy superficial el trabajo que existe detrás.

…Parece que solo sabes dibujar o vas a estar de fiesta y eso es un 0,5% del trabajo real, es como la placa de visita, es como en Instagram, que tú ves un perfil y pareciera que todo fuera maravilloso y lo que estás viendo son microsegundos de todas las 24 horas del día. Y eso pasa con las profesiones creativas, que solo ves el microsegundo y parece que la cosa es maravillosa, cuando realmente no lo es.

Al salir de la escuela de moda, recuerda los tres años en los que estuvo realizando prácticas, el camino de todo becario que en la actualidad es algo muy habitual, pero en aquella época, no era comprendida y era muy complicada.

…Les decía que trabajaba gratis, pero pensaban que era un estorbo, era difícil conseguir prácticas, además, te pagaban poco o mal o no te pagaban o te engañaban, y así estuve tres años, pero fue una etapa en la que estuve aceptando todo lo que se ponía delante, porque lo que yo quería era aprender. Trabajé en muchísimas empresas haciendo cosas muy distintas, hasta que me salió mi primera oportunidad en un sitio importante que fue Delpozo.

A partir de ahí, todo fue a nivel alto en cuanto a profesionalidad, lo demás fue muy interesante, muy enriquecedor a nivel de aprendizaje y a nivel de modelaje, pero muy duro porque durante tres años no cobré absolutamente nada.

Fue así como comenzó una nueva etapa de aprendizaje, de experiencias en una de las marcas españolas de lujo prêt-à-couture, una firma de referencia a nivel nacional e internacional nacida en 1974 como es Delpozo.

¡Fue una maravilla! ¡Una maravilla! He tenido la suerte de trabajar para la gente que yo he querido, para las personas que he admirado, de quienes era fans y eso es una suerte. ¿Imagínate que te llamen del sitio que tú adoras? Yo tenía pósters con la ropa de Jesús del Pozo en las paredes de mi habitación y verme ahí trabajando tan jovencito, casi recién salido de la escuela, eso fue … ¡Un subidón! ¡Fue felicidad máxima! 

Era la casa más prestigiosa del momento que había en España. Fue increíble trabajar con el mayor maestro de costura, aprendí tanto y disfruté mucho, además he tenido la suerte de que siempre me han dado mucha mano libre para trabajar, supongo que es porque les ha gustado mi trabajo desde el minuto uno.

Entre sus vivencias en Del Pozo, recuerda el primer desfile, como un sueño: “…Yo flotaba, me sentía como si anduviera sobre nubes, se me dormían las manos…” Para el diseñador fueron cuatro años de placer absoluto, como el poder vestir a las modelos que tenía Gaultier o las musas de Yves Saint Laurent, él no se lo podía creer.


Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Ugo Camera

Mesa se ha caracterizado por realizar muchas cosas al mismo tiempo, por su hambre creativa, detalle que le viene de familia y forma parte de su ADN. Por esa razón no nos sorprendió cuando nos habló de otro de sus fabulosos compromisos creativos llamado ‘Laboratorio’.

Mientras trabaja en Jesús del Pozo, llegue a hacer lo que era en ese momento el servicio social sustitutoria lo que no era la mili, y al mismo tiempo sacaba mis colecciones personales con un grupo independiente de amigos que se llamaba ‘Laboratorio’, esto lo he mantenido desde siempre, a un nivel muy underground porque me divertía hacer esas cosas. 

Lo que hacíamos con mi grupo de artistas, de genios que trabajábamos todos para grandes empresas, era divertirnos haciendo cosas underground y muy artísticas, de hecho, en este grupo teníamos prohibido la venta a cambio de dinero, nada de lo que se hacía se podía cambiar por dinero, solo por otras obras artísticas. Nuestra intención no era sacar dinero porque eso ya lo sacábamos en nuestros trabajos habituales, sino era expandir nuestra creación y nuestra ansia interna de crear arte sin concesiones. Ni pensábamos si se iba a vender o no, lo hacíamos solo por placer.

Cuando tenía veinte años, Mesa desea conocer más mundo, disfrutar de experiencias que veía que sus compañeros tenían como ir al Prêt à porter en París, deseaba ir a ver las tiendas en Londres o viajar a Nueva York. Él tenía esa necesidad, esa inquietud y a pesar de que trabajaba con su artista favorito, él quería vivir todo eso, quería aprovechar su juventud, era lo que necesitaba en ese momento.

Después Delpozo comencé a trabajar en una marca totalmente distinta llamada Blanco, era todo lo contrario y ahí pude ir a muchas tiendas, viajar, comprar, hacer de todo y luego me fui a Springfield, que también tenía tiendas en todo el mundo, aprendía sobre importación, trabajaba con el extranjero, era otro mundo y entrar en estos grandes monstruos de la producción, me enseño mucho, me divirtió, me enriqueció.

Me complementé con el buen hacer de la costura que había vivido y con la parte más industrial, el mundo más real y menos artístico. ¡Fue una época bastante emocionante!


Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Kristen Wicce

Después decidió vivir en México, donde rediseño la revista Harper's Bazaar y fue responsable de la creación de un departamento de Coordinación de Moda para todas las revistas del grupo Televisa.

El trabajo lo hice con Alfonso Madrigal, que era mi compañero de piso y que era parte del grupo Laboratorio, él era diseñador gráfico y se encargaba de toda la parte gráfica de la revista y yo todo el contenido de moda, la coordinación de moda, y lo hicimos junto al director de moda de Televisa y fue algo maravilloso. Desde entonces no me he separado de México. Vivo pegado a México y México vive pegado a mí. Soy muy latinoamericano, adoro Latinoamérica, lo adoro con pasión, ¡es parte de mi sangre y de mi esencia!

Cuando regresó a España, comenzó a trabajar como director creativo en Ághata Ruiz de la Prada, durante quince años, otra de sus ídolos.

¡Suerte más grande he tenido! Primero, tengo una gran amistad que dura hasta el día de hoy, es parte de mi familia, es importante para mí. Agatha es quince años de mi vida, de una creatividad explosiva, radical, potente y jamás han existido los límites.

He disfrutado quince años haciendo todo lo que me daba la gana, recorriendo todo el planeta, haciendo óperas, ballets, edificios, casas, coches, bodas, todo lo que se nos pueda ocurrir. Llegábamos a diseñar entre una media de 1000 a 1500 piezas cada seis meses… ¡Era una diversión absoluta! A parte de los desfiles.

Recuerda con mucho amor y cariño esos momentos junto a otra explosión creativa como es Ághata Ruiz de la Prada, pero a pesar de vivir una etapa maravillosa, tuvo que dar el paso y seguir lo que le dictaban las ganas de comunicar su esencia.

Yo estaba muy bien, muy cómodo y con Agatha tenía conexiones creativas y afectivas, porque yo soy fanático de su trabajo, y coincidimos en muchas cosas; en el arte pop, en el arte abstracto, el uso del color, hay millones de cosas en las que coincidimos, por eso me era muy fácil trabajar con ella, pero había otro mundo mío interior que no podía ponerlo en una marca, y al trabajar para otra marca no podía sacar todo eso. 

Mi parte personal no la podía explotar y después de quince años disfrutando, mi necesidad de contar lo que llevaba dentro fue lo que me impulsó a dar ese paso tan duro que fue dejar el mundo de Agatha. 

Era una necesidad interna, me lo pedía el alma, me lo pedían las tripas. Además, yo soy de “la teoría del macetazo”, en cualquier momento al salir a la calle te puede caer una maceta encima y ahí comienzan las interrogantes: ¿Por qué no hice eso o por qué no hice aquello?  Yo nunca quise que eso me pasará, por eso he hecho de todo, aunque me haya salido bien o mal, pero lo he hecho y estoy feliz, y si tiene que caerme el macetazo, que me caiga, me daría igual porque moriría en la gloria, ¡porque he vivido estupendamente y como quería! ¡Mi medio siglo ha ido maravilloso!

Mesa es un ejemplo de las personas que arriesgan para vivir nuevas experiencias, es un apasionado por crear nuevos momentos y enriquecerse a través de estos diferentes caminos; por ello nos fascina el mensaje que comparte para todas las personas que desean salir de la zona de confort.

Simplemente, ¡hay que echarles huevos a las cosas! es cierto que da terror, es duro, no es fácil, pero es algo que se puede conseguir. No es ciencia ficción, es una cosa que lo hacen millones de personas. Lo hago yo y si lo hago yo, lo puede hacer cualquiera, porque yo no soy una persona especialmente diferente a los demás.

Realmente las cosas se pueden hacer, sin que sea una fantasía loca, ¡se puede lograr! Claro que salir de la zona de confort da muchísimo miedo, yo que he tenido que salir muchas veces de mi zona de confort y me vuelve a dar miedo, y vuelve a ser difícil, pero... el miedo es un reto y hay que superarlo, el miedo es una alarma que sirve para defendernos, para protegernos de muchas cosas, ¡pero no para ser sus esclavos!


Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Marcos Presta

Después de veinticinco años en el mundo de la moda, con un bagaje creativo y las ganas inmensas de transmitir lo que le dicta su interior, decidió arrancar con su marca bajo una visión que adoptó a los inicios de su vida profesional, siempre siendo consciente de que todo inicio está lleno de complicaciones.

¡Ha sido maravilloso, sigue siendo maravilloso y sigue siendo durísimo! Pero arrancamos y he podido contar lo que llevo dentro, contarlo con la experiencia que uno tiene detrás, que ya te da el poder de saber qué es lo que realmente quieres hacer, qué es lo que quieres contar, cómo lo quieres hacer, cómo lo quieres contar, y la verdad, eso no tiene precio ninguno, eso es realmente pura satisfacción.

Poder poner tus determinaciones, ser tu propio jefe, saber a lo que dices que sí y saber a lo que dices que no. Puedo trabajar con quién me apetece, desarrollar las cosas y contarlas como las quiero exactamente. Pero es verdad que el empezar de cero tiene sus inconvenientes, porque, aunque tu mundo empresarial te conoce, las demás personas no, porque siempre has trabajado a la sombra de grandes creadores. Ellos tienen que entender cuál es tu mensaje, cuál es tu historia, y van reconociendo mi estilo en las otras marcas y ahí comienzan a ver el hilo conductor; eso es muy bonito y gratificante y por esa razón decidí comenzar con costura, porque la costura te permite hacer lo que tú realmente quieres, no quería arrancar mi nombre, mi marca y lo que estuviera relacionado a mí con esa filosofía de los 90, para mí trasnochada, de un marketing antiguo, desfasado del siglo pasado.

Yo prefería hacerla desde esa parte más creativa, y la costura, el trabajo a medida, el hacer trabajo para personas, y no para la industria, me parece que es el camino del futuro no es el camino del pasado, creo que hasta el siglo IXX, XX, ha sido el siglo de la industrialización, del comercio a mansalva, que ha sido muy bueno, ha sido muy próspero, que ha estado muy bien, pero eso murió y hemos descubierto a causa de la pandemia, que las cosas no se pueden hacer por dinero, que las cosas se hacen para personas, para que sean felices, y eso es lo más importante.

Mesa con su visión underground, a finales de los 90 comienzos del 2000, mostraba sus ideas pero las personas que veían su trabajo, no lo entendían, lo juzgaban de una manera poco constructiva; pero él jamás perdió su pasión y su filosofía creativa a pesar de todo ello.

…Me llegaban a insultar, me decían: ¡Haces ropa para gordas!, ¡eso no es moda!, ¡haces ropa para maricones!  En aquella época no se veía igual, pero ahora no lo veo como reproche, pero sí que era muy complicado que en mis shows tuviera gente de todas las alturas, de todo tipo de tallas, de diversas edades, de todo tipo de condición sexual, una cosa que hoy en día se celebra y me premian. Además, yo no hago ropa para altas o delegada, yo hago ropa para personas, para todo tipo de personas, lo hago para todo el mundo. Y lo que yo estoy defendiendo es que las mujeres son todas divinas, aunque sean delgadas o gordas, yo defiendo a las personas.

Para mí, que premiarán mi colección por diferencia y porque habían mujeres de todas las edades, de todas las tallas, hace que merezca la pena todos los insultos, pasar por todas las vejaciones, esos reconocimientos que llegan, ¡me hacen feliz!

La mayoría de mi clientela son mujeres, pero en realidad yo me baso en las personas y las mujeres son maravillosas todas, independientemente de cómo sean, el físico es lo de menos, la altura es lo de menos, las mujeres son divinas en sí mismas, porque es la especie que es así de maravillosa, y para mí nunca han existido dudas. 

Cuando Mesa presentó su marca, deseaba hacerlo fuera de todas las temporadas, de nada que estuviera cerca de los Fashion Week, en una fecha que representará sus gustos, sus ideas, sus emociones.

Lo presenté el 31 de octubre del 2017, Halloween será siempre el aniversario de mi marca, la presentación de mi primer desfile y lo hice en un lugar muy especial, muy contemporáneo, en el Paracaidista, que era la Antigua Real Fábrica de Ceras de Madrid. Un espacio que reflejaba esa idea mía de la sinergia en las diferentes artes, y presenté lo que yo llamo los Fashion shows porque yo no hago desfiles. Pude realizar una combinación de diferentes disciplinas artísticas, para proyectar una idea y un concepto, y lo que hice fue presentar un disco de música, tres películas y un espectáculo de moda, todo al mismo tiempo en diferentes salas, con diferentes actings, la misma colección pasaba por tres salas distintas y la gente que había estado en cada una de ellas, a pesar de haber visto la misma colección, salía con una experiencia totalmente distinta. Salían con una visión muy vanguardista, o de costura o muy contemporánea. Y todo ese espectáculo se llamaba de The Fashion Horror Picture Show.


Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Ugo Camera

Para el diseñador, haber viajado a diversos lugares, haber conectado con distintas culturas, le ha dado la posibilidad de crear su propio lenguaje, para él esa es la riqueza personal que se lleva, la misma que te da la posibilidad de conectar, relacionarte con todos; para el diseñador eso es cultura, es saber estar.

Hay que estar siempre abiertos a recibir cosas distintas, siempre va a ser enriquecedor y te dará nuevos puntos de vista, ¡Siempre hay que sumar nunca restar!

Además, la moda no es más que comunicación, es un reflejo de nuestra sociedad, igualmente lo que hacemos en todas las condiciones artísticas y creativas, son un reflejo de la sociedad y de lo que se vive en el momento, por eso es importante contar lo que está pasando, las experiencias que se viven, es vital comunicar.

Otra de las grandes experiencias que se encuentra viviendo, es el llevar la dirección creativa de la firma Ángel Schlesser.

¡Ha sido otro subidón! Porque no es solo que reconozcan tu trabajo, sino también que reconozcan que es válido para extenderlo a grandes empresas, ahora ya puedo mostrar mi propia personalidad y que la gente sepa cómo es y poder transmitir ese mensaje personal, a través de una gran marca como es Ángel Schlesser ¡Eso es un placer!

Da gusto volver a trabajar para otra marca en donde yo me encuentro muy cómodo, y esta vez me permite explotar, me permite expandir el mensaje con mucha más fuerza, porque el siglo XXI es un siglo de sinergia y es un siglo de complicidades, y cuanto más se trabaje unos con otros y cuanto más trabajemos todos juntos, y cuando los creativos contemos las historias de manera global, el mensaje será mucho más potente y mucho más fuerte. Porque un grito aislado es muy bonito y romántico, como en el siglo IXX, pero sin embargo entre todos podemos conseguir muchas cosas.

El diseñador nos confiesa que es de las personas a quienes les cuesta desconectar, le resulta complicado porque desea aprovechar las horas del día para ser productivo creativamente.

La verdad es que soy de dormir y no levantarme a las 6 de la mañana, pero no me lo puedo permitir porque si me levanto a esa hora, no tendré más horas en el día y me acuesto más tarde porque no tengo más horas para desarrollar todo lo que quiero hacer. No me puedo permitir el lujo de dormir ni de relajarme demasiado, me encantaría, lo necesito, y por desgracia repercute en mi salud, pero son los sacrificios que uno hace y lo importante es ser consciente de ello. Pero creo que me puede más las ansias de crear, de contar y de hacer, que mi propia salud… bueno cada uno tiene sus vicios y el mío es crear y contar todo lo que pueda.

La suma de experiencias ha generado un crecimiento muy valioso en el diseñador a nivel personal y profesional.

Me ha dado mucha libertad, me he sentido muy libre. Mi terror siempre desde que era pequeño era no poder hacer lo que quería. Y cada vez siento que puedo contar cosas, que puedo decir lo que opino, y para otros puede ser una tontería, pero para mí eso es valioso.

Entrevista Juan Carlos Mesa, Diseñador y Director Creativo de Maison Mesa y de Ángel Schlesser
Ph. Miki Guerra

Otra de las pasiones del diseñador Mesa, es el enseñar, le encanta compartir sus conocimientos.

… ¡Soy el loco de las sinergias! Me encanta trabajar con unos y otros, yo trabajaría con todos los diseñadores, yo mezclaría a todos. Y aunque en el mundo artístico es muy difícil, porque cada artista y me voy a incluir, tenemos muchos egos. Pero a mí me encantaría hacerlo todo con todos.  ¡Separados hacemos cosas maravillosas, pero juntos a lo mejor el resultado es increíble!

Para eso, es importante no tener secretos, además, ¿para qué sirve? No enriqueces a nadie, nadie crece con eso y por eso me encanta dar clases, para poder compartir, aunque es un poco peligroso, porque me extiendo demasiado…

Si tuvieras que describirte; ¿qué dirías de Juan Carlos Mesa?

Que es una persona super cotorra, que no se calla ni debajo del agua, diría: ¡Que alguien lo calle! Porque conmigo acabas loco… Pero también soy un león cuando defiendo lo que me importa.

Ante tanta energía creativa, ante una persona como el diseñador Juan Carlos Mesa, deseamos saber ¿Cuál es su esencia?

Comunicación creativa o clásico vanguardista, esos dos combos de palabras me van como un guante.

Poder conectar con un genio como es el diseñador Juan Carlos Mesa, ha sido una experiencia inolvidable. Es un artista único, con un sello personal auténtico y cercano. Nos enorgullece que forme parte de nuestros Referentes.


Entrevista realizada por Karina Casquero Ch.
Fotografía de Portada. Ana Mañez
Fotografías cedidas por Maison Mesa

Comparte artículo:

12 comentarios :

  1. Tengo que reconocer que me encantó esta entrevista, pues la sinceridad, la naturalidad se nota en cada respuesta, realmente es especial y como todos los especiales se merece todo lo bueno que le pase, porque lo lucha, lo busca y lo inventa. Una gran entrevista Karina, como todas pero esta me resultó muy especial. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado descubrir a Juan Carlos Mesa, me gustado su forma de vivir la vida, de disfrutar de su pasión, de su lucha por conseguirlo, totalmente de acuerdo cuando dice "El miedo es un reto que hay que superarlo" gran verdad en esas palabras. Una gran entrevista.

    ResponderEliminar
  3. Que espectacular lo que opina sobre el miedo. Siempre creí que el miedo no debía paralizar, más bien, debería darnos el impulso para intentar algo nuevo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Pues sí, después de leer la entrevista, que por cierto me ha enganchado mil, solo me viene a la mente la palabra con que culmináis el post, un genio donde los haya.
    A destacar, aunque hay un sinfín de cosas, pero para ser escueta, su valor por no rendirse jamás, y luchar por lo que le apasionaba.
    Creo que es difícil muchas veces usar ese miedo como trampolín, y él, sin duda lo logró.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Karina! Qué torbellino de hombre, pero cuanto entusiasmo y pasión por la moda transmite. Me ha gustado muchísimo la entrevista, conocer más de cerca a Juan Carlos Mesa es un auténtico lujo. Si me han sorprendido alguna de sus declaraciones, por ejemplo, que fuese insultado por vestir a mujeres de toda condición física. Me parece increíble que esto genere malestar en vez de aceptación. La moda ha expulsado a las mujeres de verdad de las pasarelas y me da mucha alegría encontrar un diseñador que se preocupa por vestir a la persona y no a la maniquí. Sin duda es un genio que se merece todo el éxito que ha cosechado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa 😘
    Vaya trayectoria profesional que ha tenido. Ángel Schlesser y Agatha Ruiz de la Prada son muy conocidos así que a su lado seguro que ha aprendido mucho, todo lo necesario para dar el paso de seguir adelante el sólo. Espero que tenga mucho éxito y que el miedo sólo sirva para impulsarlo hacia adelante. Es maravilloso que quiera enseñar y compartir lo que sabe, no todo el mundo está dispuesto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Menuda entrevista! Grandes maestros ha tenido y él es un muestra de ser un gran discípulo. El miedo creo, es un sentimiento que albergamos todos en algún momento de la vida y los genios más, porque si nosotros erramos lo sabe nuestros entorno, pero si se equivocan ellos, se entera todo el mundo.
    Enseñar va unido a aprender y creo que la fuerza que emanan de sus palabras, le dará ese impulso para seguir adelante con lo que se proponga.

    ResponderEliminar
  8. Hola
    Un post súper intenso es puro arte Juan Carlos Mesa. El hecho de sentirse tan flexible a la hora de trabajar le ha dado muchísimas tablas. Aprender para ahora ser tan grande dí que sí. Me ha encantado conocerlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hola
    Me ha encantado la entrevista y los puntos de vista tan de antes donde le acusaban de hacer ropa para gordas o gays. ¡Cómo ha cambiado todo! Y menos mal... Porque como bien dice, se hace ropa para personas, pero la mentalidad ahora no es la misma, está claro y se da más visibilidad a la diversidad. Es más, se procura hacer ropa para gente más real. Mira si ha cambiado todo... Para mí es un artista.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado leer tu entrevista con Mesa, y saber que ha estado trabajando con Angel Schlesser, y ver que ha sido capaz de crear un estilo personalizado, forjando su propia mentalidad para apoyar a dar mayor la visibilidad a la diversidad de la moda, hacer su valor de no rendirse nunca a pesar de los problemas

    ResponderEliminar
  11. Salir de tu zona de confort da miedo, pero es fuera donde nos aguardan cosas diferentes, enriquecedoras y motivantes, y Juan Carlos Mesa lo sabe muy bien y nos lo explica en esta entrevista, enriquecedora y sobre todo muy humana.
    En la entrevista se siente la pasión que acompaña al diseñador en todo lo que hace y eso es algo contagioso.

    ResponderEliminar

 
Copyright © THE WORLD KATS MAGAZINE. Derechos Reservados