¡ME MEREZCO AMOR Y SER FELÍZ! - YOGUI IRENE ALDA

miércoles, agosto 09, 2017

yoga

"Tu eres lo mas importante en la vida", son unas de las palabras que motivaron a Irene Alda, una bella Madrileña científica de profesión que después de vivir y estudiar en Estados Unidos, decidió mudarse a Barcelona para continuar sus estudios de doctorado en Física experimental; carrera que compagina con una de sus mayores pasiones el "Yoga".
Irene es profesora de yoga en Vivea Yoga Food Attitude un espacio maravilloso en Barcelona dedicado a crear experiencias de bienestar, enseña el yoga llamado Vinyasa Flow, cada vez más practicado ya que tiene como esencia la coordinación de movimientos dinámicos y fluidos como si se tratase de un baile. 


Irene bienvenida a The World Kats, nos encanta tenerte en nuestro Magazine y poder contar tu historia y a lo que actualmente te dedicas...

¿Una chica científica como encuentra el camino del yoga?

"Bueno, todo empezó lastimosamente con una experiencia; no muy agradable, estaba físicamente mal, durante mi último año de instituto. Los nervios se hacían con mi estómago y lo dejaban con ardor. Me sentía  débil: mis uñas se rompían y mi piel y pelo estaban secos y tenía ataques de pánico.

Los síntomas se distanciaron en el tiempo con la universidad, pero en cuanto se acercaban los exámenes: mi cuerpo reaccionaba de la misma forma. Me sentía en un ambiente competitivo y lleno de presión. Creía que era lo que estaba a mi alrededor, pero mi peor enemigo era yo misma. Era demasiado perfeccionista y no me quería, ni aceptaba a mí misma si no cumplía los objetivos que me planteaba."

En el fondo, yo quería estar sana y sentirme en paz: una digestión buena, un cuerpo fuerte y una mente clara. Un día  mi madre me dijo "no puedes seguir haciéndote esto a ti misma. Podrían salirte úlceras". Sus palabras me bajaron a la tierra; tenía razón, pero yo no encontraba las herramientas para aprender y desenvolverme en el día a día.
Tuve mis subidas y bajadas, hasta que a los 20 años  entré por primera vez en una clase de yoga:
  
"Quédate hasta donde estés cómodo"
"No importa si te caes"
"Respeta donde está tu cuerpo hoy". 

En esa clase me encontré palabras extrañas como estas, ideas tan diferentes a mi forma de pensar en atletismo y durante mis estudios de física: mi pensamiento era que todo tenía que ser al máximo rendimiento y esfuerzo. Era como si la competitividad fuese mi droga. 

¿Cómo fueron tus inicios como profesora de yoga?

Llevo enseñando yoga desde los 21 años. Primero comencé con mi familia y amigos, luego clases en estudios y en eventos como Globeathon en Madrid o en un festival de yoga en Suryalila. Me centró en crear herramientas de desarrollo y crecimiento personal a través del yoga. 

En nuestro día a día estamos expuestos a muchísima información, expectaciones y competitividad. Necesitamos algo que nos devuelva a la tierra, que nos centre, que nos de paz interior y que nos ayude a encontrar la felicidad en uno mismo. 


Mi mantra es: Estoy viva, estoy radiante de salud. Mi corazón y pulmones nutren mi cuerpo. Me merezco amor y ser felíz. 

¿Qué te ha enseñado la práctica del  yoga?
Ha sido un trabajo en proceso y lo sigue siendo. A través del yoga, la meditación y comer saludablemente encuentro mi equilibrio. "Está bien" si mi examen no ha ido tan bien como me gustaría; he dado todo de mí y me siento bien con el resultado, sea lo que sea. "Está bien" si la situación no es como me la esperaba. Yo estoy bien.

Cada persona en mi camino está ahí para enseñarme algo; y el "problema" es cómo veo la situación, no la situación en sí misma. Es la percepción la que crea estrés, enfado o tristeza y puedo cambiarla para sentir paz, alegría y felicidad.



"Cada oportunidad está para aprender, no ahogarse en ella."


¿Sientes que la competitividad conduce tu vida?, ¿Te enfadas o entristeces cuando las cosas no salen como quieres?, ¿Sientes que hagas lo que hagas nunca es suficiente y no te sientes satisfecho? Te lo diré: TÚ ERES LO MÁS IMPORTANTE EN TU VIDA. 

Ni tus estudios, ni tu trabajo, ni tu sueldo, ni tus relaciones, ni tu hogar, ni tu familia, ni tu coche...
Pon freno a que el mundo exterior lleve el timón de tu vida y comienza a vivir "Living la vida yoga".

Es un placer tener chicas como tú, tan llenas de vida e inspiradoras en The World Kats, nuevamente muchas gracias por permitirnos acercarnos a ti.

Podéis seguir a Irene en su pagina Living la vida yoga o en las redes sociales, allí encontrarás prácticas online, consejos y los próximos eventos si os apetece verla en persona. 

Como adelanto os dejamos una pequeña muestra de su próximo evento en Barcelona el 7 de Octubre llamado "Desafía la gravedad" un taller de invertidas donde ponemos a nuestro cuerpo de cabeza para lograr muchos beneficios. Muy Interesante y divertido.




Fotografías cedidas por: Eira Sheper

Un abrazo, Téplantas os quiere.

18 comentarios

  1. Hola, me encanta la filosofía que hay detrás del yoga, yo lo he practicado poco, quizás debería hacerlo más a menudo porque como a Irene he tenido temporadas de estres y presión que me han pasado factura, me encanta su mantra que merece amor y ser feliz.
    Que bonito espacio para el yoga y por cierto las fotos son expectaculares.
    Voy a ver Living la vida yoga!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me ha gustado la entrada, creo que el yoga junto a su filosofía son amor para el cuerpo y mente, no lo he practicado todavía pero espero algún día tomar clases de yoga, me han encantado las fotos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    No conocía a Irene Alda, pero sin duda es un fiel ejemplo de que el yoga no es una moda, sino una disciplina que puede ser muy pero que muy útil para nuestra salud, tanto física como mental.
    De sobras deciros que estoy encantada de haber conocido su experiencia y filosofía de vida.
    Me quedo con la frase "necesitamos algo que nos devuelva a la tierra". Porque es verdad, vivimos con un ritmo de vida alucinando y es bueno parar un poco y mimarse, y el yoga es perfecto para hacerlo.
    La entrada me ha dejado súper zen, que lo sepáis, sin duda una bonita lectura antes de irme a dormir.
    Besotes y living la vida yoga!

    ResponderEliminar
  4. Hola, muy buena entrada, la historia es maravillosa <3 jamas he practicado yoga pero algún día lo intentare <3 saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola! Muy buen post! Yo también hago yoga (no tan seguido como quisiera) y me encanta la manera en que me siento después. Me encantó lo de: "Estoy viva, estoy radiante de salud. Mi corazón y pulmones nutren mi cuerpo. Me merezco amor y ser feliz". Que hermoso mantra para repetirnos todos los días. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Me he identificado muchísimo con este 'post' tan inspirador, me pasó algo muy similar a Irene, solía padecer de mucho estrés producto de mi perfeccionismo y esto me llevaba a colapsar con migrañas y dolores de cuerpo, era algo terrible, después me uní a un grupo de meditación y yoga donde también practicamos danza aérea y eso me salvo la vida, ahora soy una mujer nueva, revonada, con ganas de vivir, alegre y energética. Muchas veces padecemos malestares físicos sin saber que los agentes que los causan son tan internos como el mismo dolor, lo mejor es analizar nuestra vida, preguntarnos si realmente somos felices y que nos está dañando de esta manera, debemos cambiar nuestra actitud ante la vida, valorarnos y amarnos demasiado para logra estar en equilibrio con nuestro cuerpo y mente. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la frase con la que has comenzado el post, ¡desde luego que si, somos lo más importante! Y creo que es una buena terapia la del yoga; yo lo he practicado algún tiempo aunque lo tuve que dejar tras una lesión en la muñeca... ¡y estoy deseando volver!
    Besos desde JustForRealGirls

    ResponderEliminar
  9. Vaya mundos tan distantes, el de la ciencia y el yoga, y es raro que se hayan unido en una persona jeje Pero siempre decía que es muy relajante, ojalá sienta esa llamada, porque me vendría de lujo, bss!

    ResponderEliminar
  10. que interesante, las dos profesiones son bonitas, cientifica y profesora de yoga, esta genial poder dedicarte profesionalmente a lo que te gusta y apasiona en esta vida, esa es una de las metas que hay que conseguir

    ResponderEliminar
  11. Que Bueno compaginar dos pasiones como son la física y el yoga! Y entiendo que llegara a la práctica del yoga por los nervios de la universalidad o de determinadas situaciones estresantes! Lo bueno es con el tiempo ser profesora y enseñar a los demás el beneficio de la disciplina! Has elegido a una mujer muy interesante para presentarnos en el blog, yo lo practique hace años pero no me importaría volver a ello!

    ResponderEliminar
  12. Hola!
    Me encantó la entrevista y el perfil de Irene. Me sentí identificada porque cuando era mas chica yo tambien era perfeccionista en todo y la pasaba mal. Me alegra que ella haya encontrado lo que la hace feliz y que combine sus dos profesiones.
    Muchos exitos :)

    ResponderEliminar
  13. Hola!

    Pues a ella no la conocia, gracias por compartirnos un poquito de ella, la verdad que creo que muchos hemos pasado por lo que paso ella en su juventud, por lo que tambien intente ir a yoga, pero por tiempo tuve que dejarlo, aunque quiero volver.

    Beso

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias, no conocia a Irene ni su trabajo, pero me gusta la paz que tranmiste ella a través de tus fotografías. Me gusto mucho lo de los decretos o declaraciones...yo soy lo más importante....¡bravo!

    ResponderEliminar
  15. Que súper entrevista guapa, a mí el yoga me encanta y no lo practico tanto como desearía o debería para lo mucho que me gusta, espero cambie esto pronto, cuando vuelva a las clases que con estas vacaciones largas me tienen un poco varada y la pereza no me deja. Ha sido genial conocer a Irene y su punto de vista y forma de ver la vida y lo que le apasiona :)

    ResponderEliminar
  16. Es increíble como podemos crear nuestras propias dolencias solo con nuestra forma de pensar, que bueno que Irene haya encontrado un camino donde se toma las cosas con mas calma y ha dejado de ser auto exigente, lamentablemente el mundo en el que vivimos a veces nos hace caer en eso, lo importante es darse cuenta a tiempo.

    ResponderEliminar
  17. Muchas veces se me ponen los pelos de punta con tus post la verdad pero hoy sin duda más que en ocasiones anteriores, que importante es el amor pero en este caso el amor propio que a veces dañamos cuando dejamos que nos pisoteen sin merecerlo. Sobre el yoga la verdad es que no es un deporte que me llame la atención pero comprendo lo que transmite ya que muchas personas me han hablado de ello, aunque sé que no es para mi.

    ResponderEliminar
  18. ¡Wow! Inspirador caso. Me ha encantado este post. Sin duda, el yoga puede hacerte estar tranquila y feliz contigo misma. No lo he practicado, pero he visto a gente hacerlo y se ven tan relajados y contentos que da envidia, de la buena claro. Un saludo de una bookaholic.

    ResponderEliminar