¡EN EL MOMENTO QUE UNO CREA QUE YA LO SABE TODO Y QUE NO PUEDE AVANZAR MÁS; ES EL PRINCIPIO DEL FIN...! - MAKE UP ARTIST BRENDA COELLO; FUNDADORA DE EL TOCADOR DE BRENDA

lunes, abril 16, 2018


La Makeup Artist, Brenda Coello, es la fundadora de El Tocador de Brenda, una madrileña que radica hace más de trece años en Barcelona.
Proviene de familias que han aportado esa vena artísticas y emprendedora, sin olvidar esa visión de constancia y superación que la encaminaron hacia aquello que tanto le apasiona.

Mi abuelo era catedrático de bellas artes, desarrolló su carrera de pintura después de la post guerra y tuvo una empresa de decoración con otro socio.
Todos hemos heredado el tema artístico; mi tía es arquitecto, mi prima es diseñadora, yo me dedico al maquillaje, y aunque no dibuje bien, he sabido expresar en el maquillaje mi vena artística.
Por otro lado, vengo de una familia de profesores, mis abuelos paternos tenían una escuela y esa vena de la enseñanza me gusta, porque es otra de mis pasiones.

Brenda estudió administración y contabilidad, herramientas que le está sirviendo en la actualidad; y aunque en un principio no todo estaba claro, diversas situaciones influyeron y sus pasos comenzaron a transitar por otros rumbos.

La pérdida de mi madre cuando tenía cuarenta y siete años, hizo replantearme lo que estaba haciendo con mi vida, porque el estar bien no implicaba que estuviera haciendo aquello que me llenara. Que la vida es muy corta, que el tiempo tenemos que aprovecharlo…
En Madrid, no encontraba mi sitio y quería un lugar con mar y estaba entre Valencia y Barcelona, y tenía mis amigas y conocí a un chico que ahora es mi marido y por eso decidí por la segunda opción.


Nos comenta que solía guardar sus pagas para poder comprarse revistas de moda, Vogue, Elle y por supuesto los cosméticos. Tenía pasión por la moda, por el mundo de las modelos y una gran amiga suya, le aconsejo que buscara algo relacionado con lo que tanto le gustaba.
Así comenzó el cambio, no solo de lugar, también de profesión y decidió estudiar asesoría de imagen y maquillaje.

Nunca olvidaré que al terminar el curso tenía tres opciones, el primero era trabajar en oficina que ya era lo conocido, otra era trabajar en una firma cosmética y otra quedarme a trabajar en la escuela donde había estudiado maquillaje, que era lo más arriesgado y fue lo que elegí.
Yo quería desarrollar más la profesión de maquilladora, con sesiones de fotos, con cosas más creativas, algo diferente; no volver a la oficina o volver a la firma cosmética que no era el momento.

Estuvo trabajando en la escuela durante dos años, pero sus perspectivas cambiaron cuando decidió ser madre, en ese momento se replanteo su situación de freelance y busco estabilidad por la nueva situación que afrontaba.
Fue ahí cuando decidió formar parte de la firma Bobbi Brown y descubrió que todas sus prioridades cobraban otro valor.

Llevé ocho años con ellos, es una firma afín a mi filosofía, y yo siempre he admirado a Bobbi Brown como emprendedora, como mujer, como madre; ha creado su propia firma y ha sido un referente y por todo ello la admiro. Para mí fue un punto importante en mi carrera como maquilladora.
En mi trabajo toqué muchos productos, muchas pieles y mujeres reales; tuve un punto de inflexión en mi carrera. Yo me veía maquillando para importantes revistas, sin embargo, al desarrollar la profesión, me he dado cuenta de que la moda me encanta, pero nada llena más el corazón que hacer maquillaje social, trabajar con mis clientas particulares, en curso o novias, me resulta gratificante, me siento más realizada y siento que es una misión de vida.
Aunque la gente pueda pensar que el maquillaje es algo superficial, el maquillaje es algo muy potente para cuidarnos, para querernos, para mejorar nuestra autoestima, para dedicarnos más tiempo y ahora que la sociedad nos exige tanto a las mujeres en diversos campos, nos exige también estar perfectas y vemos que aún falta mucho para la igualdad; porque las exigencias para hombres y mujeres no son iguales...


Al cambiar de profesión aprendió a equilibrar la vida profesional con la familiar. Cuando tuvo a su segunda hija, vio que era complicado el tema de conciliar si seguía trabajando para otras personas, para otras empresas. Después de evaluar el mercado y reconocer que ningún trabajo podría solucionar su situación laborar, decidió crear su propio proyecto, pero reconoce que ha sido complicado y que siempre es vital contar con apoyo.

Yo lo conseguí con mucha ayuda y es la única manera, leí en una revista que para criar a un niño hace falta una tribu y estoy de acuerdo con esta afirmación; en otras culturas cuando una mujer es madre, tiene el apoyo de toda la tribu para sacar adelante a ese niño y en la sociedad occidental se ha perdido un poco esto, porque somos más individualistas.
Pienso que la manera de continuar es teniendo una red de apoyo, en mi caso, compartí tareas con mi marido, tengo la suerte de contar con mi padre y crear una red de apoyo con mamás del colegio y amistades. Combinar horarios, con mi marido, con mi padre y con mi suegra y cuando no se ha podido, hemos tenido que echar la mano de canguro, porque también llegar a cargar las responsabilidades de los nietos a los abuelos no es justo, porque los abuelos están para disfrutarlos, porque ellos también tienen su vida…

En el 2012 comenzó su proyecto, monto su blog y a través del blog contactaron con ella sus clientas; aprendió a compaginar sus dos actividades, en la firma y por su cuenta. Pero fue el año pasado, cuando decidió dar el paso.

Junto a mi familia que es lo más importante, después de una decisión meditada, dí el salto, no fue algo que se decidió de un día para otro, solo que todo encajo y me lance la piscina… Y suerte que había agua…
Entonces hoy en día, estoy contenta por cumplir con mis proyectos, porque lo veía tan lejano y he logrado hacer mi sueño realidad.
A veces me preguntan ¿cómo lo hago? Y la verdad, es que una formula especial no tengo, lo único que yo se, es trabajar duro, no poner excusas y luchar por hacer que las cosas se hagan.




La vida la ha rodeado de diversas personas que han aportado muchísimo, tanto en su vida personal como en la laboral; muchas son mujeres que se han convertido en referentes para ella.
La idea de abandonar algo establecido por algo apasionante, le ha ayudado a crecer en todos los sentidos; ha sido un motor fundamental en su vida y tiene claro que eso es vital promover.

Ana Aparichi, Ana Albiol, compañeras que he visto que han conseguido sus sueños y me han animado a ser mejor; como Natalia Carballo en Canarias; Lorena Guzmán en Valencia; en Murcia, Ester Carpes; hay un montón de mujeres maquilladoras ahora mismo montando sus estudios, cumpliendo sus sueños y eso abre el camino a otras y te anima a ser mejor y entre nosotras nos ayudamos mucho y todas mis compañeras me han ayudado a hacerlo…
Y es un pesar que en España no se trabaje la idea de salir de la zona de confort; se nos educa para no arriesgar, para estar en lo seguro y para conformarnos… ¡Esto es un error!
Yo de hecho estoy intentando educar a mis hijos de otra manera, es difícil porque la corriente general es otra, y cuando tú quieres hacer algo que no es lo que está marcado; de repente te has vuelto loco y a la gente le cuesta procesar un poco…

Brenda se especializó en maquillaje social, prefiere el maquillaje de embellecer no el de transformar, ella busca mejorar las cualidades de las mujeres. Es partidaria de utilizar el maquillaje como una herramienta para potenciar la belleza de cada una de nosotras.

Ya estamos guapas sin maquillaje, porque no hay nada más bonito que una mujer feliz y segura de si misma, pero pienso que el maquillaje nos ayudará a disimular aquello que no nos gusta tanto y podrá resaltar las cosas que si nos gustan.
Por ello trabajo la piel, los diferentes puntos del rostro para vernos más guapas y sobre todo me gusta hacerlo fácil para las clientas, para que puedan ver que el maquillarse puede ser fácil y divertido y que no es necesario ser un profesional.


Todas las experiencias que ha vivido la han enriquecido, el trabajar en firma le ha permitido superarse constantemente por todas las clientas que ha atendido.
Otro de los aspectos que la han motivado es el realizar el maquillaje para las novias, porque implica un cambio muy importante, por el valor emocional que genera.

Para una novia, es el día más importante de su vida y que lo quiera compartir contigo es algo muy especial y aunque tengas muchas novias, tienes que tratarlas a todas como si fuesen únicas, para mí el trabajar con novias ha supuesto un reto, siempre aprendo algo y no me quedaría con una sola experiencia.

Siente pesar porque en España, el maquillaje no este reconocido como una profesión, como suele suceder en otros países, como en Estados Unidos, en Londres; donde es un estudio superior. 
Brenda cada año destina parte de su tiempo y de su presupuesto para formarse; porque para ella de forma profesional y personal es un eje importante.

Si esto fuera una carrera, tendríamos un montón de asignaturas como administración, publicidad, marketing y redes sociales, cosmetología, fotografía y psicología, atención al cliente y gestión de negocios, no podemos olvidar los idiomas; es una formación completa que, al no tenerlo arreglado, lo vamos haciendo por nuestra cuenta y por eso es importante formarse.
Hace poco he asistido a la máster class de cosmética, junto con compañeras del sector que te nombraba; me ha quitado mitos sobre la piel y me ha parecido una formación necesaria y es algo importante en mi carrera.
Cada día aprendo cosas, yo soy una esponja; porque esto me mantiene activa, me mantiene en constante aprendizaje y esto hace que quiera ser mejor.
¡En el momento que uno crea que ya lo sabe todo y que no pueda avanzar más, es el principio del fin! ¡Siento que me queda mucho por aprender y me encanta!

Su mayor fuente de desconexión son los suyos y tiene muy claro que el tiempo que pasa con ellos es un regalo que tiene que disfrutar al máximo, además de que ahora al trabajar para ella misma, hace que tenga que planificar con mayor precisión sus actividades, la organización es vital, pero también disfrutar del ocio.

A veces cuesta, porque al trabajar para ti misma pierdes la dimensión del tiempo, pero todo es cuestión de organizarse.
A mí me gusta leer, me encantan las novelas; las novelas fantásticas, los libros de crecimiento personal, me gustan las series, disfruto pasear por la playa y la montaña, las pequeñas cosas como un té calientito o un ratito de silencio me llenan, es algo que valoro.
Me encantan los sitios altos a pesar de mi miedo a las alturas...



Brenda ha descubierto con el tiempo que el mejor aliado o el peor enemigo es uno mismo, que el poder de todo cuanto anhelamos, radica en nosotros.

Siempre intento mejorar, vivía en una constante guerra conmigo misma por cambiar y por ser diferente y adaptarme tal vez a lo que esperaban los demás de mí; pero comencé a aceptarme tal y como era; creo que si alguien vive en constante guerra consigo mismo nada puede salir bien, entonces creo gran parte del crecimiento personal, viene en aceptarnos como somos, abrazar nuestras virtudes y defectos; entender que eso nos hace la persona única que somos.
Hay cosas que no me gustan de mí, pero intento mejorarlas y compensarlas con lo que si me gustan, para así conseguir cierto equilibrio.
Yo busco siempre la belleza y veo belleza en casi todo. Siempre me gusta ver la parte buena en las personas y confío en lo mejor de ellas.

Su forma tan positiva y realista de ver las cosas, la convierten en un referente muy valioso, es una mujer motivadora, una profesional que promueve el cambio a través de sus experiencias de vida; es consciente de todo lo que implicaba cada paso que dio para conseguir su sueño y comparte unos consejos para todos los luchadores, para todos los que estamos detrás de lo que nos apasiona.

¡Las decisiones más arriesgadas que he tomado en mi vida, son las decisiones que más feliz me han hecho!
La primera fue dejarlo todo para cambiar de profesión y venirme a vivir a Barcelona y la segunda es que con treinta y nueve años, decidí dejar mi trabajo seguro y montar mi estudio e ir por mi cuenta.
Las dos fueron difíciles de tomar, porque suponía salir de mi zona de confort, cambiar lo seguro por lo incierto, empezar de cero sin saber cual iba a ser el resultado; sin embargo, te puedo asegurar que, a día de hoy, esas dos decisiones me han convertido en la mujer que soy y estoy súper orgullosa de todo el trabajo que he hecho y creo que lo volvería a hacer mil veces más.
Por ello hay que luchar por los sueños y no debemos sacrificar los sueños en hará del confort, que muchas veces pensamos que ir a lo seguro es la mejor solución porque así nos lo han enseñado y no siempre es así.
Si tú eres feliz en lo seguro; perfecto, pero si notas que algo falla, es que debes luchar por otra cosa y yo pienso que con esfuerzo, ganas e ilusión se sale adelante.
Creo que el mejor consejo que puedo dar es que, si hay alguien que sé está planteando cambiar, emprender y dejarlo todo para luchar por su sueño, y no sabe como hacerlo, yo creo que la mejor manera es trazar un plan, poner un objetivo a largo plazo, un objetivo a medio plazo, y ver que pasos hay que dar para conseguirlo y de esa manera lo haces mucho más real, mucho más posible.


Ella con la metáfora de Dorothy y el camino de las baldosas amarillas, nos da a conocer todo el trayecto que tuvo que transitar hasta lograr llegar a donde realmente quiere estar.

Yo comencé a andar el camino y no sabia a donde iba, y ahora miro hacia atrás y miro el camino brillante y todas las decisiones que he tomado durante estos diez años, me han traído a donde estoy de una manera inconsciente… ¡Porque algo que quieres hacer, te ilusiona y te da miedo!, es algo que también leí.
El miedo tiene una parte positiva, nos hace ser mejores, nos hace protegernos, mientras el miedo no nos bloquee está bien tenerlo, hay que arriesgarse siempre, arriesgarse con cierta medida. No ir a lo loco.

Brenda recuerda que de pequeña escribía historias y cuentos, en otro tiempo escribió artículos para otros blogs, y que un amigo la animo a crear su blog y fue así como nació “El Tocador de Brenda”
El nacimiento de este proyecto ha creado momentos inolvidables, experiencias que le han permitido un crecimiento en diversos aspectos de su vida y en pocas palabras ella nos transmite lo que representan.

Mi idea inicial era de moda, pero una de mis mentoras me hizo ver que lo mío era el maquillaje y que era mejor juntar mi pasión por el maquillaje y mi pasión por escribir.
Además, yo sentía que tenía algo que compartir.
El nombre surgió por mi tocador, por mis cosas, porque ahí solía maquillar y siento que el Tocador de Brenda es algo bonito y le tengo mucho cariño a mi proyecto.
En pocas palabras Brenda Coello, es una apasionada de la belleza, es mujer, madre: es una emprendedora y no olvidemos maquilladora. Y El Tocador de Brenda es el proyecto personal para llevar el maquillaje y la belleza a todas las mujeres de todas partes que quieran sentirse mejor, verse guapas y que vean que es fácil y divertido.






Fotografías cedidas por El Tocador de Brenda
Entrevista realizada por Karina Casquero Ch.

10 comentarios

  1. Hola! Que bonita entrevista nos muestras me gusta mucho su trayectoria profesional tan apasional y dura, tiene razón en decir que la vida es corta que hay que elegir lo que a una nos llene y nos mantenga completa aunque en esa sedición implique sacrificios y caminos muy duros y difíciles de recorrer, cada esfuerzo tiene su recompensa y obviamente la suya ya la tiene y con ello la felicidad, el mundo del maquillaje está sobrevalorado y es algo tan necesario tanto para las mujeres como para los hombres en estos tiempos que vivimos sobre la conciliación es un tema que aún queda mucho hacer y por luchar pero que algún día lograremos.bss

    ResponderEliminar
  2. Brenda me ha parecido una mujer muy inspiradora y me alegro que le hayan dado un espacio en el blog para llevar su vida a más mujeres y podamos ver que cuando hay pasión por lo que se hace, los obstáculos no existen. Excelente entrevista, ha sido un deleite leerla. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Los conocimientos de administración y contabilidad siempre vienen bien porque si quieres montar una empresa siempre te van a servir de base sea para el tema que sea luego la empresa.
    Si ya todos los abuelos eran artistas y maestros es normal que le guste la enseñanza y el arte... Al final somos lo que mamamos..

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no conocía a Brenda Coello pero su historia se me ha hecho sumamente inspiradora sobre todo el apoyo que recibió por parte de su familia, creo que eso demuestra que realmente no necesitamos apurarnos por cumplir nuestras metas pues con perseverancia y trabajo se llega tarde o temprano. Muchas gracias por esta entrada! Buscaré más acerca de su trabajo. Saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. No conocía a Brenda Coello y me ha encantado tanto su historia como su trabajo. Además pienso igual que cada uno debe de luchar por lo que realmente le llena. Yo perdí a mi padre siendo muy joven de repente y es verdad que eso hace replantearte la vida puesto que ahora estamos vivos pero dentro de unas horas no lo sabemos. Es por ello que debemos de vivirla de la mejor manera.

    ResponderEliminar
  6. Dicen que todos tenemos un talento el chiste es descubrir cual es. Así como Brenda, que en fondo sabia que había algo más para ella, creyó en si misma y lo intento. Y ahí esta el resultado, una mujer feliz por hacer lo que le gusta y a la vez mantener la unión familiar.

    ResponderEliminar
  7. Hermosa entrevista, es una mujer inspiradora definitivamente una modelo a seguir, en todos los aspectos. Ame las fotos ! Son hermosas

    ResponderEliminar
  8. Hola preciosas¡¡¡
    no conozco a Brenda pero me ha gustado su historia y se nota es muy buena maquilladora , me parece muy inspiradora, yo pienso igual, cada uno debería luchar y perseguir sus sueños, las fotos son preciosas

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa, sigo a Brenda desde hace muchísimos años, yo te diría que desde sus comienzos en este mundillo, y la verdad es que me gusta mucho su trabajo: es elegante, me gusta cómo trabaja la piel y los trabajos que muestra en sus redes sociales son muy afines a como veo yo el maquillaje. En definitiva, una luchadora y toda una inspiración. Muaksss

    ResponderEliminar
  10. Hola. Que buena entrevista y sobretodo por la cantidad de mensajes y anecdotas que nos deja Brenda, es supermotivadora, nos da una lección de vida para no rendirnos en la mitad del camino y quedarnos en nuestra zona de confort.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar