NUEVA YORK FASHION WEEK ¡PISTOLETAZO DE SALIDA A LAS NUEVAS TEMPORADAS!


Las semanas de la moda están picando a la puerta de nuestros armarios. Los amantes de la moda se preparan para recibir las tendencias de lo que llegará próximamente y como en cada temporada, la primera en estrenar las semanas de la moda y el prêt-à-porter es New York

La ciudad de los rascacielos se caracteriza por un estilo que defino como working-casual, en donde los looks van desde trajes con deportivas, para el día a vestidos de noche con mucho brillo y glamour.  Una ciudad llena de contrastes y extremos en donde el arte popular y esa mezcla de culturas llegadas de todas partes toman el protagonismo, se nota en sus calles, en su gente, pero sobre todo en su moda. 

Comenzamos con Rodarte, donde las hermanas Mulleavy se han inspirado en “Drácula” de Francis Ford Coppola. Desde una iglesia, quizás para ahuyentar a los vampiros, vemos trajes de lunares con faldas midi y mangas abullonadas, chalecos y pantalones de estilo masculino que ensalzan la figura femenina ciñéndose a la cintura y marcando cadera, dan paso a prendas más góticas en colores negros con detalles en rojo seda cristales y lentejuelas. Vestidos de corte romántico con flores y colores vivos que parecen dibujados por Monet, con flecos e incluso capas que parecen alas, todo bien detallado con guantes de seda y preciosos tocados de red y tul coronados con flores en el pelo. El Romanticismo y elegancia de los años 40 contrastado con lo siniestro de Drácula, visten a una mujer elegante que busca ese punto de misticismo que te gusta. 





La Inspiración de Nicky viene de la creencia Lady Beetle, cuando una mariquita se posa en la mano y se cree que da buena suerte.  Mujeres bohemias de espíritu libre optimistas llenas de luz y color, de estilo gipsy-folk que visten con largos vestidos de volantes pantalones de terciopelo con cinturas altas enfundadas en fajines de flecos botas y botines de cordón con fedoras y sombreros de ala ancha.

Zimmermann presenta una colección llena del misticismo del azahar al más puro estilo boho de los setenta con reminiscencias victorianas en prendas que llevan bordados con herraduras o estrellas y grafitis con palabras como “magia” o “clarividente”.
Tejidos como la cashemira, la seda, transparencias, gasas, flecos y terciopelo, que van desde el blanco y negro, al dorado, o los tonos berenjena, ocres, pasando por toda una gama de estampados de flores y brocados.
Suerte y buena fortuna no faltan en una colección que es pura magia.





Wes Gordon nos trae un otoño en colores neón de líneas rectas y volúmenes curvos, en donde hay un claro protagonista, la capa. 
Carolina Herrera  muestra una mujer fresca que busca comodidad sin perder la estética. Tejidos abrigados y prendas invernales, en estampados de flores con telas tornasoladas, encajes, volantes, fornituras y algunos drapeados. 
Polos opuestos con una gran variedad de estilos que llamaran la atención de las mujeres más juveniles, pero también de aquellas que quieran sentirse más frescas y divertidas.
Es difícil no encontrar algo en toda la colección que no te guste.





Anna Sui sigue la estela siniestra y el boho de los setenta, Ana ha inspirado su colección en las películas de terror de serie B de los setenta.
Estas películas, ambientadas en el estilo pin-up de los cincuenta, o lo que se conoce como el “creep” parece sacada de una versión muy glam de “The rocky horror show”. 
El terror que no da miedo lleno de fantasía en negro con estampados en colores muy vivos, abrigos acolchados, piel sintética, terciopelo arrugado, plumas, red, deportivas con fedoras y vestidos estampados en paisley, animal print o flores liberty. 
Cierto punto decadente y demodé con mucho glam que mezclan el puro glam con el icónico estilo deportivo de Anna Sui, en piezas que te visten, para ser la reina de la fiesta o de las calles.





Marc Jacobs fue el encargado de cerrar la semana de la moda y este resumen, pero ya sabes lo que dicen, lo mejor se deja para el final. El desfile empieza con la Karole Armitage bailando, dando la entrada y protagonismo a las modelos.
Líneas y formas de los años sesenta con el minimal de los noventa en colores lisos, que comenzaban con piezas más sencillas como brasiers con falda, batines y básicas con pantalones negros rectos dando paso a modelos más trabajados con vestidos de lentejuelas, blondas, encajes, transparencias y colas. Como colofón Miley Cyrus desfiló con un sujetador y pantalón recto tipo sastre en negro. Digno final de fiesta a esta primera semana de la moda. 





Me quedo con muy buen sabor de boca con Nueva York, acostumbrada a temporadas anteriores con estilos mucho más deportivos, es un soplo de aire fresco los colores tan vivos con un estilo mucho más femenino y arriesgado con aires bohemios y urbanos en ese toque retro que te hace sentir tan elegante. Ahora tengo muchas más ganas de ver lo que vienen en las siguientes semanas de la moda.

Si esto es el principio como puede ser el final, menos mal que no tendrás que esperar mucho.




Fotografías. Getti e Imaxtree

NUESTRAS RECOMENDACIONES

8 comments

  1. Dios mío, como quisiera tener todos esos vestidos ... me ha super encantado

    ResponderEliminar
  2. Espectacular todo lo que llega. Me gustan todas las colecciones y el primer vestido es una maravilla.

    ResponderEliminar
  3. Me he enamorado del vestido victoriano de Zimmerman 😍😍😍😍

    ResponderEliminar